8 de febrero de 2013 / 01:59 p.m.

 

Monterrey • A casi un mes de haber sido solicitada, el Congreso de Nuevo León prácticamente olvidó, la petición comparecencia en contra de la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Minerva Martínez, emitida por la CNDH por el caso del Casino Royale.

El documento turnado el pasado 11 de enero a las Comisiones de Gobernación y Desarrollo Social, y Derechos Humanos del Congreso Local, cumplirá este lunes un mes sin que los presidentes de ambas comisiones hayan convocado a sus integrantes para iniciar el análisis del expediente.

Fue el pasado 3 de enero cuando la Comisión Nacional de los Derechos Humanos anunció que solicitaría al Congreso del Estado de Nuevo León que citara a la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con el objetivo de que explicara los motivos por los cuáles no se aceptó la recomendación 66/2012, emitida con motivo de los hechos ocurridos el 25 de agosto de 2011 en el Casino Royale, en el que 52 personas perdieron la vida y al menos 11 resultaron lesionadas.

Se trata de un pronunciamiento que derivó de la investigación que la CNDH llevó a cabo, en el que además de las violaciones a derechos humanos atribuibles a autoridades de los tres ámbitos de Gobierno, se observó que la Comisión estatal realizó una actuación irregular para seguir investigando el asunto, cuando en términos legales la competencia surtía en favor de la Comisión Nacional.

Además, el organismo nacional recomendó a la Comisión estatal diseñar e impartir a su personal un programa integral de educación, formación y capacitación en materia de facultades y competencia de los organismos públicos de derechos humanos, y colaborar en el trámite de la queja que la CNDH promovió ante el Congreso del Estado con motivo de las irregularidades observadas.

El expediente llegó al Congreso de Nuevo León dos días después, pero fue hasta el 11 de enero cuando la Diputación Permanente realizó la primera sesión del año y turnó el documento a las comisiones unidas de Gobernación y Desarrollo Social, y Derechos Humanos. Desde entonces el expediente ha permanecido prácticamente congelado en ambas comisiones, y no se estima fecha próxima para ser analizado.

Tampoco fue considerado como tema prioritario para el Período Extraordinario de Sesiones que los líderes de las cinco bancadas planean promover en este mes.

Aunado a eso, el presidente de la Comisión de Gobernación, el diputado local del PRI, Juan Manuel Cavazos, sobrino de la presidenta de la CEDH, Minerva Martínez, no ha citado a los integrantes de su comisión para iniciar el análisis de la solicitud y definir su viabilidad.

Tampoco lo ha hecho el Presidente de la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Humanos, el también priista José Juan Guajardo, que desde iniciado el año no ha sesionado en ninguna ocasión, ni ha elaborado un dictamen respecto a este tema.

Una de las críticas de la CNDH en contra de su similar de Nuevo León fue que a más de un año del hecho no había emitido ninguna recomendación ni buscado sanciones en contra de ninguna autoridad.

Tras la crítica, la CEDH se apresuró a emitir recomendaciones, mismas que ahora están en vías de cumplimiento por parte del municipio de Monterrey.

REYNALDO OCHOA