14 de junio de 2013 / 04:43 p.m.

La relatora de la ONU sobre el Derecho a la Vivienda, Raquel Rolnik, dijo hoy que ha recibido denuncias sobre desalojos forzados llevados a cabo en Brasil con motivo de la Copa de Confederaciones 2013, el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

"La experiencia nos muestra que, en muchas ocasiones, los megaeventos deportivos resultan en desalojos forzados, operaciones de barrido de personas sin hogar y en el aumento del coste de una vivienda digna. La situación, desafortunadamente, no es diferente en Brasil", sostuvo Rolnik a través de una declaración difundida a la prensa.

Manifestó que durante los tres últimos años ha recibido denuncias de desalojos ejecutados en contra de los estándares internacionales de los derechos humanos.

"En varios casos, los residentes no han sido consultados. En otras ocasiones, las compensaciones que reciben son tan pequeñas que resulta en la creación de asentamientos informales", explicó.

Rolnik urgió a las autoridades a detener estos desalojos en la preparación de los eventos deportivos.

"Cuando éstos estén justificados deben cumplirse los procedimientos y las orientaciones e instrumentos (jurídicos) internacionales", añadió.

Además, la relatora especial consideró que, teniendo en cuenta la gran cantidad de dinero que se invierte en la preparación de estos eventos, debería darse prioridad a planes que creen y mejoren los hogares de bajos precio y a la regularización de los asentamientos informales.

"Las autoridades deberían asegurar que sus actuaciones contribuyen a crear un mercado inmobiliario estable y tienen un impacto a positivo para los residentes de las ciudades donde se celebran los juegos", opinó Rolnik.