23 de septiembre de 2013 / 08:47 p.m.

La princesa Beatriz de Holanda, que abdicó el pasado abril en su hijo Guillermo-Alejandro, ha sido sometida a una intervención quirúrgica tras romperse el hueso del pómulo en una caída.

La Casa Real holandesa informó a través de un escueto comunicado sobre la intervención quirúrgica de la princesa Beatriz tras romperse el pómulo.

Dicho anuncio que se dio conocer en la página web, precisó que la princesa fue operada el domingo por la mañana y permanecería unos días en el hospital.

Cabe recordar que el pasado marzo, la todavía reina Beatriz sufrió otra caída a la entrada del edificio de Oosterpoort en Groningen, pero no resultó herida.

EFE