31 de mayo de 2013 / 02:43 p.m.

Monterrey • El municipio de Monterrey advirtió que retirarán a los vendedores de comida informales instalados afuera de clínicas y hospitales del IMSS cuantas veces sea necesario, pero sin aplicar multas económicas.

Los operativos de limpieza del miércoles y jueves corresponden a una petición de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social y a la tarea del ayuntamiento de ordenar el comercio, indicó la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

“Es un operativo permanente, ya iniciamos y vamos a estar constantemente, toda vez que lo vimos el día de hoy, vamos y hacemos el operativo y hay cierta resistencia y quieren regresar, había unos que tenían hasta cámaras y colgados de la luz, no es satanizarlos sino simplemente es ordenar y evitar que esto pueda generar un daño mayor a las personas que tienen problemas de salud”, señaló Arellanes.

En dos días se retiraron 25 puestos de tres hospitales y continuarán en los ocho centros del IMSS, entre clínicas como hospitales y unidades administrativas.

“Nos mencionaba el delegado que no es privativo del municipio de Monterrey, que sucede también en otros municipios y va hacer esta solicitud”, dijo.

Si bien no tienen un lugar definido dónde reubicarlos, la edil convocó a los comerciantes a que se dirijan a la Dirección de Comercio para darles un nuevo lugar o buscar una solución en conjunto, que no implique trasgredir la Ley General de Salud.

“Se les va dar alternativas pero sí es muy importante que aquí es un tema de salud, yo creo que todos los que acudimos a ver algún familiar al Seguro Social vemos que las condiciones de higiene que privan alrededor de estos hospitales son realmente deplorables y no podemos permitir estas situaciones”, mencionó.

Además de violar la Ley General de Salud, los puestos de comida informales violan el Reglamento de Comercio de Monterrey, ya que ninguno cuenta con permiso.

A pesar de esto, algunos lograron ampararse y continuaron vendiendo bajo el respaldo de las leyes federales pero la alcaldesa de Monterrey aseguró que este recurso ya perdió vigencia, por lo cual seguirán aplicando la normativa local.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS