4 de mayo de 2013 / 03:51 p.m.

 Monterrey  • Los operativos contra bares y puesteros en el municipio de Monterrey continuarán hasta que exista un orden en la actividad comercial y en materia de protección civil, afirmó la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes.

  Este jueves el operativo de comercio llegó a los puesteros de 5 de Mayo, quienes tuvieron que desalojar las calles por orden de las autoridades al no contar con un permiso de venta.

Los vendedores informales pidieron a la alcaldesa Margarita Arellanes convertir la calle que actualmente ocupan en un paso peatonal, como lo es el pasaje comercial Morelos, para poder tener un lugar para vender.

Sin embargo, aunque la secretaria de ayuntamiento mencionó que están en planes de modificar el reglamento, cambiar el uso de esta calle no es una opción.

“Hasta el momento no esta considerado de esa manera, sabemos del esfuerzo que se hizo en administraciones anteriores para liberar ciertas calles y vamos en ese sentido de devolver las calles a los transeúntes, a darle mayor viabilidad, pero también favorecer la participación del comercio informal en otras zonas que parezcan viables para ellos”, dijo Pámanes.

Mencionó que luego de reunirse con regidores para analizar el tema, en unos seis meses presentarían el proyecto de modificación al reglamento de comercio.

“Ya se ha planteado a la Comisión de Mercados y Abastos la necesidad de revisar a fondo el presente reglamento que está en funciones y hacer las adecuaciones, incluso hacer un estudio comparativo con otras ciudades y que puedan ser aplicados en Monterrey”, señaló.

También van contra antros

Los tres centros nocturnos de la avenida Lincoln que fueron clausurados la noche del jueves permanecerán así hasta que cumplan con las medidas de protección civil por las que fueron clausurados provisionalmente.

Ellos tienen 10 días para revertir las faltas indicadas por Protección Civil, o de lo contrario se les aplicará una sanción definitiva.

 — SANDRA GONZÁLEZ