1 de junio de 2013 / 01:41 a.m.

La secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, dijo que las revisiones en el área donde fue atacado un bar el pasado jueves por la madrugada serán apoyadas por elementos federales, estatales y el Ejército Mexicano.

 

Monterrey • La alerta de seguridad se encendió nuevamente en la zona Tec donde el pasado jueves por la madrugada el bar denominado El Torito Sinaloense fue atacado a balazos.

Después de una temporada de violencia en la zona sur que provocó la baja de afluencia en los bares del sector tecnológico, la situación estaba controlada pero este nuevo hecho violento alertó a las autoridades, señaló la secretaria del ayuntamiento Sandra Pámanes Ortiz.

El bar había sido blanco de otros ataques con anterioridad, sin dejar personas lesionadas pero en cuanto a su operatividad estaba todo en regla, según la información con la que cuenta el municipio.

"Había estado operando en regla, no habíamos tenido mayor incidencia en cuanto a violación de horario de cierre ni nada, si es una alerta para nosotros en la zona que ya había estado teniendo una actividad relativamente en calma", dijo.

El establecimiento ubicado en la avenida Del Estado y la calle Prolongación Agrónomos, de la colonia Tecnológico fue sancionado por violar la hora de cierre pero tras ponerse en orden y acatar el reglamento municipal volvió a abrir sus puertas.

Por ello los operativos en la zona continuarán con el apoyo de autoridades federales como el Ejército Mexicano y con el Estado, informó la funcionaria municipal.

"Hemos hecho inspecciones permanentes en todos los negocios de la zona Tec y hemos logrado establecer el cumplimiento estricto del horario de cierre a las 2 de la mañana, esta situación está ajena a la actividad que realizamos como supervisión de la inspección de venta o consumo de alcohol y ahí hacemos una labor con las instancias de gobierno, tanto con el Ejército como el Gobierno Estatal y nosotros aplicando el reglamento", dijo.

El ataque a balazos en contra del bar provocó movilización de cuerpos policíacos y de auxilio, sin que se reportaran personas heridas y sólo hubo daños materiales en la fachada del inmueble, por lo que las autoridades ministeriales abrieron una investigación.

El atentado se registró la madrugada del jueves y la información preliminar es que fueron los ocupantes de un automóvil Bora en color blanco, los responsables de estos hechos, quienes pasaron por el lugar y realizaron al menos 10 detonaciones de un arma larga.

SANDRA GONZÁLEZ