Jesús Quezada
13 de junio de 2013 / 09:29 p.m.

Un semestre brillante y con minutos de titularidad con Atlas le bastaron al delantero Isaac Brizuela para demostrar las cualidades que en 2008 le llenaron el ojo a José Manuel de la Torre, quien entonces dirigía al Toluca y lo debutó en el máximo circuito del futbol mexicano.

A cinco años de aquel debut, El Conejo Brizuela recibe su primera oportunidad en una selección mayor, una llamado para la Copa de Oro que no quiere desaprovechar, por el contrario, sabe que ante escasas posibilidades de meterse a la lista mundialista del próximo año, ésta es el momento para ganarse de nueva cuenta la confianza del mismo hombre que le dio la oportunidad en Primera, solo que ahora como seleccionador nacional.

Brizuela, debutó con Toluca en 2008 pero nunca pudo hacerse de una titularidad, motivo por el cual pidió a la directiva cambiar de aires y en el primer semestre del año se fue al Atlas, donde bajo la tutela de Tomás Boy no sólo se ganó una titularidad, brillo como uno de los mejores extremos por derecha del balompié nacional. Ante tal actuación Toluca lo regresó y espera darle más minutos que en los años anteriores.

ESTOY PREPARADO

Aunque su nombre ya se había manejado en una prelista anterior, Isaac se sorprendió al conocer de este definitivo llamado, una oportunidad para la que se siente completamente preparado.

“Fue sorpresivo, regresé de entrenar y vi un mensaje de mi hermano donde me felicitó por la convocatoria, ya después investigue bien y me vi en la lista de 23 jugadores. Me siento preparado y ahora a aprovechar la oportunidad que es de oro”.

El Conejo sabe que la convocatoria no es por casualidad, que es trabajada y merecida. “Este torneo sabía que había jugado de la mejor manera, en Atlas tuvimos mucha participación, fue un buen torneo y es bueno que se reconozca tu trabajo, te da mucha satisfacción”.

El delantero del Toluca no se pone límites, una vez conseguido este llamado ahora quiere meterse entre lso titulares para la Copa de Oro y de ser posible mantenerse en los llamados del Tri para las eliminatorias mundialistas.

“Es un reconocimiento, la competencia es cada vez más exigente, cada vez hay más compañeros que quieren estar ahí, todos trabajamos para buscar una oportunidad en nuestra selección, ya estamos entre los 23, ahora que se da la oportunidad queremos estar dentro de los 11, claro, paso a paso sin precipitarnos, más bien trabajar con calma y disfrutar este llamado”, dijo.

Y añadió: “no quiero adelantar nada, primero debo hacer las cosas bien, no puedo aspirar a estar en la selección que va al Mundial, primero vamos a mostrarnos en la Copa de Oro y después pensaremos en otras cosas, cumpliendo objetivo por objetivo”.

A GUSTO EN TOLUCA

Aunque su experiencia en los Rojinegros del Atlas fue muy provechosa en todos los sentidos, Brizuela se siente a gusto con su regreso a Toluca, sobre todo porque quiere colaborar a que este equipo regrese a una liguilla.

“Me siento contento por el regreso a Toluca, tengo compañeros de toda la vida aquí, se ha formado un buen equipo, un buen cuerpo técnico, buenos refuerzos y estoy seguro que este Toluca va a regresar a una liguilla, va a luchar por conseguir el objetivo”.