4 de marzo de 2013 / 02:09 p.m.

Monterrey • No fueron los fraudes económicos los que llevaron a la cárcel a la líder magisterial Elba Esther Gordillo, sino su oposición a las reformas emprendidas por el nuevo gobierno, señalaron especialistas en el programa Cambios.

Para algunos, como el editorialista Manuel Pérez Ramos, es un intento de legitimación del presidente Enrique Peña Nieto en el arranque de su gobierno, y un regreso al “"salinismo"”, que operó del mismo modo cuando llevo a la cárcel a Joaquín Hernández Galicia, La Quina.

María Guadalupe Rodríguez, directora general de los Centros de Ecuación Inicial, y Rubén Mario Garza, del Frente Democrático Magisterial, coincidieron en que se trata de un ajuste de cuentas y un precedente sobre cualquier oposición a los planes de Peña Nieto.

“"Yo creo que no es precisamente los actos de corrupción que se le imputan lo que la tiene detenida, es definitivamente no haberse ajustado al sistema, ella llegó de la misma manera que quitaron a (Carlos) Jongitud, pero él fue más prudente, prefirió renunciar y así llegó a Elba Esther, si ella se hubiera ido, no le habría pasado esto"”, dijo el doctor en Derecho, Valdemar Martínez.

Explicó que los delitos de operación de recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, este último vinculado con el primero, ambos como delitos graves no tienen derecho a cumplir bajo caución.

Además señaló que debido a la ley y por razones humanitarias, la líder vitalicia del Sindicato de Trabajadores de la Educación pudiera cumplir su condena en arresto domiciliario dentro de dos años, cuando cumpla 70, si es que es sentenciada.

“"A nosotros los maestros no nos dañó nada, el sindicato a los maestros no nos ha quitado nada, se dice que ella robó a los maestros, pero nosotros entregamos nuestra cuota sindical y nunca sentimos que hubiera un detrimento, no se ha parado nada, siempre operó el servicio médico, las indemnizaciones, los préstamos"”, señala María Guadalupe Rodríguez Martínez.

Para el jurista Valdermar Martínez, el sueldo que decía ganar la profesora (de 80 mil pesos mensuales) no es compatible con la cantidad de gastos y propiedades que tenía.

“"Ella encubrió el origen del dinero para que se impidiera saber quien era el dueño real tanto del dinero como de las propiedades, ese es el problema, no si hay o no denuncia del sindicato”, puntualizó.

QUE TODOS SEAN AUDITADOS

El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López pidió respeto para la ex líder del SNTE, Elba Esther Gordillo. Después de la misa dominical, el arzobispo abordó el tema en el comunicado oficial de cada domingo.

“"Quiero invitar encarecidamente a todos para que se trate con respeto y sin injurias a la señora Elba Esther. Se puede estar en contra de su modo de proceder, pero ella tiene derecho a ser tratada con dignidad"”, señaló.

El arzobispo de Monterrey, se mostró a favor de que las instituciones del país sean auditadas pero no a forma de “"cacería"” o cruzada, sino como una actividad que por ley está establecida.

ISRAEL SANTACRUZ