11 de marzo de 2013 / 08:19 p.m.

Ciudad de México • Un Tribunal Federal ordenó la suspensión de manera indefinida, de la construcción del cuartel de policía que la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno de Nuevo León mandó edificar en la colonia Lagos del Bosque, en el municipio de Monterrey, luego de que vecinos se quejaron de su presencia.

En un hecho inédito, el tribunal tomó en cuenta el derecho fundamental a la protección a la vida que reclamaron los vecinos, quienes argumentaron que la ubicación de dicho cuartel pone en peligro a sus familias, más cuando el crimen organizado comete atentados contra dichos centros policiacos.

El Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa con sede en Nuevo León concedió la suspensión definitiva, mientras se resuelve de fondo el juicio de amparo que interpusieron los colonos de la zona.

La suspensión se otorgó para que se suspendan los efectos de la licencia de uso de suelo, uso de edificación y construcción, regularización y ampliación para oficinas administrativas y operativas de Seguridad del Gobierno del Estado reclamadas, de manera que no se permita el uso del inmueble para las actividades que las responsables describen como “punto fijo de seguridad”.

En la resolución se acotó que la suspensión no restringe la función de los cuerpos de seguridad ahí instalados cuya función es garantizar la paz pública en la entidad, pues aun concediendo la medida definitiva pueden seguir realizando las actividades tendientes a cumplir con tal ocupación, únicamente que no desde el inmueble en comento.

El fallo se fundó porque la información brindada por las autoridades responsables hace inferir que en el lugar existe el manejo de armas de fuego, artefactos explosivos, entrada y salida urgente de vehículos militarizados.

Asimismo, se infirió también que el inmueble en cuestión puede ser blanco de ataques ante el reforzamiento de su perímetro, lo que pone en riesgo a los vecinos de sufrir daños colaterales ante la convivencia diaria con las fuerzas armadas, cuando esto no existía antes de la emisión de los actos de autoridad que reclamaron.

RUBÉN MOSSO