30 de abril de 2013 / 11:39 a.m.

Monterrey.- • La banda La Reyna de Monterrey se presentaba cada semana en el restaurante bar Los Compirris, del municipio de Guadalupe.

Allí, sus integrantes hicieron amigos, no solo entre los empleados y administradores del lugar, sino también entre los cientos de clientes que acostumbraban ir a bailar.

Ahora todos ellos se han unido para efectuar una colecta y reunir fondos económicos para ayudar a los deudos de los 11 músicos que fallecieron en el accidente del sábado.

“"Estamos recaudando fondos para la familia de los que fallecieron, de la Banda la Reyna de Monterrey, para que se vengan todos a apoyarnos"”, expresó Mariela Castillo.

Ella es empleada del negocio ubicado en la avenida Eloy Cavazos, en la colonia Las Villas.

Por el momento continúan hospitalizados dos integrantes de Banda La Reyna. Se trata del vocalista Odbert Palomo Luna Dávila, de 28 años, y Max Gómez Muñoz, de 20.

Quienes fueron dados de alta son Alejandro Vázquez Flores y Lino Obregón Vázquez, ambos de 20 años.

“"Cuatro lesionados (hubo en el percance). Dos ya han sido dados de alta. Uno era de aquí y el otro es de Guanajuato. De él me decían que ya había salido para Guanajuato"”, explicó Paulo Luna, hermano de Odbert.

El personal del restaurante-bar hizo un llamado a todo el gremio grupero y en especial al del ambiente de banda, para que acuda la tarde de este martes a entregar su donativo.

Algunos atendieron de inmediato, como los pequeños de entre 10 y 12 años que integran el grupo Los Primos de Monterrey, quienes pusieron el ejemplo solidario.

“"Invitamos a todos nuestros amigos músicos a que vengan a apoyarnos. Vamos a estar aquí en Los Compirris, y al rato en (el negocio) La Pulmonía también"”, recalcó Rubén Calderón, vocalista de Los Primos.

Los cuerpos de las 11 víctimas del accidente podrían ser trasladados en las próximas horas a su lugar de origen en el estado de Guanajuato.

Una funeraria ubicada en la avenida Madero, en Monterrey, se encarga de los trámites, aunque aún estaba pendiente el pago de algunos familiares.

Este percance ocurrió la mañana del sábado en el kilómetro 107 de la autopista a Laredo, a menos de 10 kilómetros al norte de la caseta de cobro de Sabinas Hidalgo.

El grupo regresaba de Nuevo Laredo, donde la noche anterior había amenizado en el bar El Laguito, ubicado en las afueras de aquella localidad fronteriza.

AGUSTÍN MARTÍNEZ