Carlos Hernández Castrejón
14 de marzo de 2013 / 11:02 p.m.

Será de 10 a 14 días el tiempo de recuperación que requerirá el delantero de Santos Laguna, Oribe Peralta, tras la lesión que sufrió en la rodilla derecha durante el partido contra el Dynamo de Houston, por lo que será baja ante el Atlas y Honduras.

El Club Santos confirmó este jueves la lesión que presenta el 'Cepillo', luego de que se le practicara una resonancia magnética por la mañana.

Los Servicios Médicos del Club diagnosticaron que el delantero presenta un esguince medial grado uno de la rodilla derecha y lesión de la cápsula posteromedial.

La lesión fue provocada en la disputa por el balón con un rival (taponazo), durante el primer tiempo del partido contra el Houston Dynamo, disputado la noche del miércoles en el Estadio Corona, por lo que el tiempo promedio de recuperación es de 10 a 14 días.

Por lo anterior, el jugador se mantendrá con Santos Laguna enfocado en su trabajo de rehabilitación, descartando el compromiso ante Honduras dentro de la eliminatoria mundialista y, por supuesto, el duelo del próximo sábado contra los Rojinegros del Atlas.

Esto fue el saldo que dejó el pase a semifinales de la Liga Campeones de Concacaf, en el que los laguneros se impusieron 3-0 al Dynamo para acceder a la antesala de la final del certamen.

El goleador santista ya no pudo salir para la segunda parte debido a la molestia en la rodilla, por lo que el equipo médico del equipo de inmediato procedió a tratar el problema, cuyos resultados fueron dados a conocer la mañana de este jueves, una mala noticia para el técnico Pedro Caixinha y todo el equipo, aunque existe confianza en una pronta recuperación del artillero.

Oribe comentó: "Fue un buen juego, lástima que tuve que salir, el equipo estaba muy atento para poder remontar. Me dice el doctor que tengo una distensión de grado uno pero hay que esperar a ver qué sale en la resonancia el día de mañana".

Dijo estar triste, ya que también se pierde la convocatoria de José Manuel De La Torre para el compromiso de este 22 de marzo frente a Honduras en San Pedro Sula, pero tiene toda la intención de estar listo para el duelo contra Estados Unidos en el Estadio Azteca.

"Es desafortunado porque es un partido muy complicado y quería estar pero ni modo, estoy un poco triste porque quiero aportar lo máximo".

Por lo que respecta al defensa panameño Felipe Baloy, presenta un tirón en el muslo de la pierna derecha y el equipo médico trata de que pueda estar listo para el compromiso del sábado en Guadalajara.