18 de febrero de 2013 / 11:40 p.m.

Con una protección especial en el rostro, el delantero de Santos Laguna, Oribe Peralta trabaja con miras a poder estar en el partido del viernes contra el América, ya que no se quiere perder ese encuentro.

Al parecer, Peralta jugará con una especie de antifaz para protegerse de que pueda resentirse de la fractura nasal y maxilar, que sufrió en el partido con la Selección Nacional, en duelo eliminatorio.

La máscara le cubre la nariz principalmente, para evitar que cualquier contacto o roce durante el juego pueda perjudicar más la parte afectada, aunque el cuerpo técnico decidirá si se arriesgan a exponerlo.

Otro de los problemas que podría enfrentar el jugador es que la mascarilla que usará, la tendrá que llevar por lo menos un mes, misma que le permita tener una visión perfecta de lo que suceda en el terreno de juego y ubicarse en cada jugada.

Mientras tanto, el goleador del conjunto de la Comarca Lagunera ha entrenado al parejo de sus compañeros y se declaró listo para ponerse a las órdenes del técnico portugués Pedro Caixinha, si éste así lo requiere, dada la calidad del rival.

Notimex