Carlos Hernández Castrejón
23 de enero de 2013 / 10:25 p.m.

Oribe Peralta tiene la mira puesta en el título de goleo, algo que no ha conseguido todavía en su carrera, por lo que este viernes tratará de ligar su tercer partido anotando, cuando Santos Laguna tenga la visita del León.

Con 3 goles anotados, el 'Cepillo' al igual que otros tres jugadores, se encuentra un gol atrás del líder que es Emmanuel Villa de Tigres, por lo que siente entusiasmo de estar en la pelea por la cima, con la ilusión de ser el mejor al final del torneo en ese departamento.

Cuestionado con respecto a si va por el título de goleo, Oribe respondió: "Sí, siempre que siga en la punta (de los goleadores) voy a tratar de ayudar al equipo con los goles".

Dijo que falta mucho camino por recorrer, así que "hay que ir partido a partido y mientras siga estando dentro de los primeros lugares hay posibilidades de ganarlo".

Sabe que de esa manera es como puede ser de gran ayuda para que el equipo salga adelante, sobre todo en la situación actual. "Queremos reivindicarnos el partido que viene, ganar y no dejar ir puntos en casa, el partido de Puebla ya lo dejamos atrás y lo tomamos como una lección. Trataremos de que este viernes podamos ofrecer un buen partido".

Oribe enfrentará a uno de los equipos donde jugó y según recuerda "perdí una final de ascenso con el León, me hubiera gustado ascender con el equipo, pero lo pasado es pasado, estoy muy agradecido con la institución, porque me trataron muy bien y siento un cariño muy especial por esa ciudad".

Asegura que quedaron atrás los sentimientos por León, pues "yo desde niño le he ido al León, es algo que no se puede cambiar por más profesional que uno sea, siempre hay que apoyar a su equipo".

"De los jugadores actuales no hay ninguno de aquel equipo cuanto estaba yo en León, pero hay algunos que fueron mis compañeros en Monterrey, como Christian (Martínez), a Magallón lo tuve cuando fui a reforzar a Chivas en una Libertadores, son buenas personas", expuso.

Además rechazó que haya sentimiento de revancha por la derrota que Santos sufrió el torneo pasado en el Nou Camp por 3-0. "No, no hay ninguna revancha, no me tocó estar en el partido pasado allá en León, supe que no nos fue muy bien, pero ahora hay que demostrarles quién manda en casa".

Peralta confía en volver la senda del triunfo, "hemos estado en situaciones peores, son tres jornadas apenas del torneo, hay mucho camino por recorrer".

Sobre la inconformidad de los aficionados santistas por el mal desempeño del equipo, dijo: "A nadie aquí le gusta perder y si perdimos en Puebla fue porque no estuvimos bien, no por falta de compromiso, estamos metidos al cien por ciento y siempre queremos reivindicarlas cosas cuando no salen bien, a veces la gente no se da cuenta que somos personas, seres humanos y que tenemos derecho a disfrutar lo que se nos ofrece".

Aseguró que este equipo tiene para dar mucho más, "la gente tiene derecho de exigirle al equipo en la cancha, entonces nosotros tenemos derecho de responderles ahí", expuso.