20 de noviembre de 2013 / 10:05 a.m.

La racha goleadora que ha tenido Oribe Peralta y el significado que tuvieron sus anotaciones no son de ahora, el Cepillo fue vital para la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y, en la eliminatoria, sus dianas marcaron el camino a Brasil 2014.

La racha de Peralta comenzó con Guyana, en el penúltimo juego de la fase previa, ya que anotaría el segundo tanto, lo cual abriría por completo el cerrojo de la defensiva de los sudamericanos. El cotejo terminaría 5-0.

En esa misma fase, en el último cotejo en contra del seleccionado salvadoreño, Oribe sería profeta en su propia tierra ya que marcaría el primer tanto en la victoria de 2-0 del Tri en el Territorio Santos Modelo.

Ya en el hexagonal final, Oribe volvería a ser factor fundamental con sus anotaciones. En el partido contra Honduras en el Estadio Azteca, sería el hombre que definiría la jugada para que México se adelantara en el marcador 1-0. Ese tanto sería el primer gol en casa en el hexagonal para el seleccionado azteca, pero para infortunio del combinado mexicano los catrachos le darían la vuelta al marcador.

La racha goleadora de Oribe Peralta comenzaría a dar puntos al Tri. En el encuentro de vida o muerte contra Panamá en el Coloso de Santa Úrsula, el delantero de Santos Laguna abriría el arco panameño con un gol al minuto 39 que encaminaría la victoria de 2-1 que, a la postre, marcaría el rumbo hacia la repesca mundialista.

El Cepillo guardaría lo mejor para el final, ya que en el primer encuentro del repechaje en contra de Nueva Zelanda, el nacido en La Partida, Coahuila marcaría el tercer y cuarto tanto en la goleada 5-1 sobre la escuadra kiwi, las dianas servirían para asegurar prácticamente el boleto de la selección mexicana en Brasil.

El apetito de gol de Peralta no tendría freno, ni siquiera en el fin del mundo, ya que en el encuentro de vuelta de la repesca en Wellington, el artillero lagunero marcaría los tres primeros goles del Tri, en la victoria 4-2 para hacer oficial la participación de México en el Mundial del 2014.

No cabe duda, que Oribe Peralta fue fundamental para la clasificación de México al Mundial de Brasil, pero más que fundamental, Oribe fue el talismán tricolor.

ALAIN ARENAS