26 de septiembre de 2013 / 02:54 a.m.

Osmar Mares abandonó el hospital la tarde de este miércoles, luego de permanecer en observación por más de 10 horas, tras la lesión sufrida durante el partido ante Tigres.

El jugador de Santos Laguna pasó la noche en el hospital, donde fue sometido a estudios de tomografía, radiografía y resonancia de cráneo y cuello. Su estado fue reportado como estable, fuera de peligro y sin déficit neurológico, por eso continuó en observación durante la mañana y fue dado de alta después de comida.

El diagnóstico que dio a conocer el equipo médico del hospital, fue que Osmar sufrió una concusión cerebral, un esguince cervical y una contusión medular.

La lesión se derivó de la disputa del balón por lo alto, cuando se cumplían 39 minutos de la segunda mitad del partido ante Tigres; Osmar se elevó y Danilinho le hizo el 'caballito', lo que desestabilizó al lateral santista, quien cayó de cabeza, sin poder meter siquiera las manos.

Según informó el cuerpo médico del equipo, este jueves Mares iniciará rehabilitación y dependiendo su evolución, se notificará la fecha en que será reintegrado a los entrenamientos del equipo.

Carlos Hernández Castrejón