10 de septiembre de 2013 / 12:09 a.m.

Aunque se ve muy lejana, el defensa de Rayados, Ricardo Osorio, no pierde esperanza en que les alcance el tiempo para clasificarse a la Liguilla.

El zaguero rayado recordó cómo el torneo anterior el Monterrey cerró con mayoir fuerza el torneo, aunque apenas rescató el 50 por ciento los puntos disputados, pero con ello le bastó para abrirse un lugar entre los ocho clasificados y alcanzar a disputar la serie de Semifinal.

"Quedan ocho fechas, todo es posible, hasta que veamos que no hay (oportunidad)... Hace un año calificamos cuando los resultados eran ilógicos. Nunca hay que perder la esperanza y creo que en este caso es similar", mencionó.

Si bien Osorio mantiene su esperanza, cabe señalar que actualmente el Profe José Guadalupe cruz ha tenido que echar mano de todo su capital Sub 20 para poder afrontar los partidos de Liga y Copa ante imponderables como las innumerables bajas por lesión de jugadores claves y convocatorias de seleccionados.

No obstante, Osorio exhortó a reconocer el labor de los jóvenes.

"Vamos en ese camino, va sonar trillado pero vamos de menos a más, esperemos que con la integraciones de los Seleccionados podamos mejorar todavía mucho más, pero hay que reconocer a los jóvenes que hicieron un gran esfuerzo, buen partido y que van por buen camino", dijo.

En torneo al penal que le sancionaron, el defensor reiteró que el criterio del árbitro César ramos fue mal empleado.

"Cualquier pelota que vaya a la mano no la vas a quitar. Me quedé sorprendido cuando marcó el penal, incluso no lo marca enseguida. El abanderado es el que le dice que es penal. Yo estoy a menos de un metro de distancia y mi reacción es girarme para que no me pegue en la cara, son criterios y el que vale es el del árbitro y ni hablar", opinó.

¿Cómo salió el equipo con esta marcación que los perjudicó en el resultado final?"Muy enojado, es normal, se hace un buen partido, se manejó el partido a tratar de ganar, era la idea, se metió con todo, mis compañeros estaban ahogadísimos por todo el esfuerzo que se había hecho y por una jugada al minuto 42 del segundo tiempo te echan a perder el trabajo. Es triste. Terminas con un rabia enorme, y así uno se va a casa con esa impotencia, sé que todos somos seres humanos y podemos equivocarnos pero a veces te frustra mucho esto por los resultados que no se están dando".

CHARLAN POR 10 MINUTOS EN LA CANCHAA diferencia de anteriores entrenadores cuyas juntas las hacían al interior del vestidor, ayer el profe José Guadalupe Cruz decidió hacerlo al exterior y con la prensa de testigo, justo sobre la cancha 1 de El Barrial.

Tras los 10 minutos que duró la charla del entrenador, todo parecía indicar que el entrenamiento en campo arrancaría, pero contrario a la lógica, el plantel ingresó al gimnasio. Luego de ejercitarse por espacio de una hora, volvieron a salir al campo de juego donde realizaron trabajo físico.

"Fue (afuera) porque era para estirar, fue todo. Es más en conjunto, de que vamos a trabajar esto y esto. Imagínate lo que nos dice el profesor, es mucha información en ese espacio. Aparte fue cortísimo. 10 minutos máximo. Estuvimos ahí estirando. Después de lo que nos dijeron que íbamos a hacer, estuvimos estirando. De ahí fuimos al gimnasio y al final a cancha", externó Ricardo Osorio.

Jaime Garza