29 de enero de 2013 / 02:51 a.m.

Oaxaca • La presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Legislatura Federal, Eufrosina Cruz Mendoza, dio a conocer que intervino para que en el ejercicio presupuestal de este año los legisladores destinaran mayores fondos para solucionar la problemática que se padecen en los albergues indígenas de Oaxaca, donde el año pasado fueron denunciados graves rezagos, y abusos en contra de infantes.

Precisó para los albergues indígenas, se autorizaron mil millones de pesos a nivel nacional, de los cuales casi 400 millones de pesos fueron etiquetados para Oaxaca, para la rehabilitación o remodelación de los mismos, incluso la construcción de nuevos centros si así se justifica. Los recursos autorizados superan en un 50 por ciento lo aplicado en el 2011.

En tanto el director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) Manuel Antonio Iturribarria Bolaños, afirmó que no solo con los recursos autorizados se busca mejorar la infraestructura de los albergues indígenas sino también capacitar a su personal para que un buen trato a los menores que acuden a los mismo.

“En los albergues hay grandes deficiencias que están en malas condiciones, que no tienen mobiliario, ni lugares donde dormir, tiene humedad y filtraciones de agua”.

Adelanto que en las últimas semanas se han sostenido reuniones con los departamentos de educación indígena, para que se siga mandando a tales sitios a profesores por castigo, queremos que el profesor que sea enviado sea sometido a un proceso de inducción y de capacitación para sepan a lo van que asuman la responsabilidad de cuidar a los niños y niñas, no solo de día, sino también de noche respetando sus derecho humanos.

De la misma manera abundo que se trabaja para realizar una separación de los niños de nivel secundaria que son adolescentes y los menores de edad para que no ocurran ni agresiones ni abusos sexuales.

“Por que los niños adolescentes que están despertando a su vida sexual, y duermen con otros menores, en una litera o en una misma cama, provocan roces y cuestiones sexuales que tienen que ser vigiladas”.

OSCAR RODRÍGUEZ