17 de febrero de 2013 / 12:17 a.m.

Guerrero • Al menos cinco comunidades de Tixtla, municipio de la región Centro de Guerrero, se alistan para integrar sus policías ciudadanas e incorporarse al sistema organizacional que representa la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias.

Artemio de Jesús Barrera, comisario ejidal de El Durazno, señaló que en dicha localidad la gente ya está muy cansada de todas las anomalías que se registran sin que reciban el respaldo de las autoridades legalmente establecidas.

"Hay mucha gente que se regresa casi en la entrada del pueblo por temor a ser asaltado, aquí hay muchos asaltos en viviendas y la gente ya no podía salir en las noches; sufrimos extorsiones de los señores que han venido y no hay quien los detenga", dijo el representante ejidal.

El año pasado, De Jesús Barrera estuvo a punto de ser víctima de un asalto: "Yo soy presidente del programa de fertilizante y me pusieron un cuatro, me estaban esperando en el camino pero yo ese día no salí a la hora programada del pueblo, antes eso los maestros tuvieron que pagar las consecuencias, pues les agitaron los carros y balacearon una camioneta, además les poncharon todas las llantas".

Los de El Durazno pidieron el respaldo del entonces alcalde Jorge Luis Campos Espíritu y hasta lo convocaron a una reunión para exponerle el asunto.

La respuesta del ex primer edil generó molestia entre los habitantes: "Nos reunimos los maestros, los ciudadanos de aquí y nos dijo que mejor los matáramos,pero nosotros no somos asesinos y les señalamos entonces, que si él quería que actuáramos de esa manera, pues que entonces nos diera una orden".

Por esa razón, ahora que los robos se intensificaron en El Durazno decidieron que era momento de entrar al movimiento de autodefensa, incluso algunos se encapucharon y armaron para instalar filtros de vigilancia.

Hoy que El Durazno está resguardado por sus propios ciudadanos, las autoridades legalmente establecidas tratan de entrar al pueblo para retomar el control.

Ante eso el comisario responde que los dejen trabajar como hasta ahora; "nosotros pediríamos a la policía que no trate de entrar, ellos tuvieron su debido tiempo, la gente les ha perdido la confianza porque incluso los ministeriales llegaron parea agredirlos".

Indicó que buscan asumir el modelo de seguridad y justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, postura que también comparten los vecinos de El Troncón, Zacatzonapa y Teconzintla, además de otros dos pueblos que prefieren caminar de manera discreta, para evitar que desde el gobierno se les ejerza presión.

"Esto lo hacemos con la finalidad de detener la ola de delitos, porque hay robo de ganado, asaltos y pues con base a la organización pretendemos detener a las personas que hacen eso, queremos cerrar filas para que todo eso se termine", indicó.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN