9 de enero de 2013 / 02:41 a.m.

Los 41 legisladores percibirán 33 mil pesos, como medidas de austeridad a fin de ahorrar en el corto y mediano plazo a fin de sanear las finanzas del Congreso.

Tuxtla Gutiérrez • Los 41 diputados locales acordaron este martes reducir 50% su salario para quedar en 33 mil pesos, en el marco de las medidas de austeridad y disciplina del gasto del Congreso local.

La propuesta fue presentada por el presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXV legislatura local, Neftalí Armando del Toro Guzmán, y avalada por unanimidad en sesión extraordinaria presidida por el diputado Noé Fernando Castañón Ramírez.

El punto de acuerdo establece que la Junta de Coordinación Política (JCP) dará seguimiento a la aplicación de estas disposiciones, con el objetivo de generar ahorros en el corto y mediano plazo para sanear las finanzas del Congreso local y promover la modernización de la gestión pública.

Estas medidas deberán generar en este ejercicio fiscal una reducción en el gasto en servicios personales, así como en el operativo, los gastos de representación y comisiones oficiales se reducirán al mínimo indispensable.

Se evitará la contratación de personal eventual, de confianza o de honorarios, salvo en los casos de urgencia debidamente acreditados; se establecerán políticas internas para fomentar el ahorro, en su gasto corriente.

A la vez, se establecerán acciones para generar ahorros en el consumo de energía eléctrica, de agua y servicios telefónicos, se establecerán cuotas homogéneas para el uso de la telefonía con base anual, quedando a cargo de los usuarios el pago por los excedentes a las cuotas establecidas.

Los pasajes aéreos, marítimos y terrestres, así como los servicios de hospedaje deberán adquirirse con agencias especializadas o prestadoras de servicios turísticos que generen los esquemas más económicos de contratación.

El diputado del PVEM, Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, comentó que estas disposiciones son en corresponsabilidad a las medidas de austeridad implementadas por el gobernador Manuel Velasco Coello, debido a la situación financiera complicada que dejó la administración de Juan José Sabines Guerrero.

Felicitó a los cabildos que aprobaron bajarse su salario 50%, y expuso que los recursos deben ser encausados a cubrir las necesidades colectivas, sociales o públicas y en eso coinciden los diputados de los seis grupos parlamentarios.

En tanto, la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Mirna Lucrecia Camacho Pedrero, sostuvo que este esquema de austeridad va acompañado a la exigencia de la rendición de cuentas por parte de la pasada administración estatal.

De una rendición de cuentas con resultados positivos para la sociedad, de una revisión exhaustiva de la cuenta pública de Juan Sabines, que el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso local asuma su responsabilidad de actuar con forme a derecho para que se finquen las responsabilidades por los faltantes económicos, abundó.

A su vez, la diputada del Partido del Trabajo (PT), Sonia Catalina Alvarez, sostuvo que vale la pena la rendición de cuentas con transparencia, y quien resulte responsable de la crisis económica que enfrenta el estado debe asumir sus responsabilidades.

Por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Soriano Ruiz dijo que "de nada sirve si solo nos seguimos lamentando la situación económica que enfrenta la entidad, si solo vemos que el colapso financiero y no se aplica la ley. Los responsables de la crisis y de los faltantes económicos, de la corrupción deben comparecer ante la justicia", abundó.

No se sabe con precisión la cifra exacta de la deuda pública, de los créditos contratados con el Banco Nacional de Obras y Servicios, ni las deudas con proveedores, de esa situación financiera del estado el pueblo debe enterarse, así como de la crisis de los ayuntamientos, puntualizó.

Notimex