2 de junio de 2013 / 02:10 p.m.

México • El sacerdote Gerardo Pérez Gómez, quien organizó la peregrinación a lugares santos en la que fallecieron cuatro mexicanos en Egipto, enfrenta el descontento de la feligresía del templo El divino rostro, que ha solicitado su destitución.

Lo acusan de dejar de lado la organización de la fiesta patronal y de realizar misas de sanación a las que asisten en su mayoría creyentes de Nezahualcóyotl.

Este viernes se difundió que los peregrinos mexicanos que viajaban en un autobús en la península del Sinaí, noreste de Egipto, se accidentaron cerca del Monasterio de Santa Catalina debido a las pésimas condiciones de la carretera.

Al frente del grupo iba el padre Gerardo Pérez, quien ha sido criticado por católicos oriundos de la zona en los tres años de estancia en el templo ubicado en la colonia Moctezuma, segunda sección.

Martín Hernández vive frente al templo y fue monaguillo. Además, cuando era niño, ayudó a construir el templo "acarreando los ladrillos".

Denuncia que el sacerdote "acabó con la tradición de la fiesta patronal, que deja que cada 5 de agosto se ponga la feria, pero no los castillos ni los festejos, porque dice que no hay dinero".

Por eso un grupo de fieles "nos organizamos para quejarnos ante el obispo y que lo saquen, porque mete ideas raras a los cristianos (sic), además en las misas empieza su sermón de acuerdo con las lecturas y después habla siempre de sus familia. Y eso no nos importa".

Lo peor "son las misas de sanación a las que asiste 80 por ciento de gente de Nezahualcóyotl; además de que dejan todo sucio, él no los deja entrar al baño del templo y quiere que los vecinos les permitamos la entrada de nuestra casa".

En tanto, un joven colaborador del padre menciona que Pérez realiza "una gran labor, pero existen detractores que no lo quieren".

Respecto a la peregrinación, la Arquidiócesis de México se deslindó. El director de comunicación social, Hugo Valdemar, explicó que los sacerdotes no necesitan permiso del Arzobispado ni del cardenal Norberto Rivera para organizar los viajes.

EUGENIA JIMÉNEZ