25 de enero de 2015 / 06:00 p.m.

México.- El vocero de los padres de familia de los normalistas de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, dijo que necesitan pruebas científicas de la muerte de los jóvenes, porque no pueden creer nada más en la "palabra de un delincuente".Al conocer las declaraciones de Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo o El Terco, lugarteniente del grupo criminal Guerreros Unidos, quien confesó haber asesinado, junto con cuatro cómplices, "a unos 15" normalistas, el vocero de los padres de familia respondió: "No creemos en nada que salga de la PGR, porque para nosotros todo está montado".De la Cruz expresó que durante las marchas que se realizarán mañana, al cumplirse cuatro meses de la desaparición de los jóvenes, exigirán justicia y la presentación con vida de los estudiantes.El Cepillo admitió en las declaraciones integradas al expediente de la PGR sobre la desaparición de los normalistas, que jefes policiales de Iguala y de Cocula le entregaron con vida a "unos 15" estudiantes, a quienes mataron a balazos y que al menos 25 jóvenes ya habían muerto "por asfixia".El integrante de Guerreros Unidos declaró que supo que todas las víctimas eran estudiantes y no delincuentes.El vocero de los padres de familia consideró que de parte de la Procuraduría General de la República "sigue la insistencia en que nosotros tengamos que aceptar la teoría de que están muertos los chamacos y para nosotros eso no es posible aún".FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/ELBA MÓNICA BRAVO