Con información de Marco Zamora 
10 de julio de 2013 / 10:41 p.m.

Monterrey.- • El ir a visitar a su esposa y ver que al bebé que estaba alimentando no era el mismo que le habían enseñado como su hijo un día antes, fue pieza clave para que Ricardo Castillo Nava se diera cuenta que presuntamente les habían entregado otro niño.

El día lunes, la esposa de Castillo Nava dio a luz a un varón de piel morena, pero debido a que le hicieron cesárea no lo conoció, sin embargo, el martes al estar alimentándolo llegó su marido y vio que el bebé era de piel blanca.

Según informes, la señora Catalina Nava Quintero, abuela del bebé, había informado en la oficina central del Hospital Materno Infantil, donde ocurrió el caso, que el bebé no era su nieto, a lo que dice, le contestaron con palabras altisonantes que sí era el mismo.

Ella mencionó que el mismo día del nacimiento de su nieto, nacieron también una niña y un niño.

Por lo pronto, se encuentran buscando a los papás de los otros dos niños, mientras que al bebé que fue entregado a la familia se le aplicarán las pruebas del ADN, así como a los padres, las cuales estarán listas para el próximo sábado.

El matrimonio tiene su domicilio en la colonia Bella Vista, en el municipio de Cadereyta.