— OSCAR RODRÍGUEZ
27 de agosto de 2013 / 07:24 p.m.

Al cumplirse en Oaxaca la segunda semana de paro indefinido, los padres de familia decidieron, en asamblea comunitaria, no esperar más a los docentes que abandonaron sus aulas y convocaron a un grupo de profesionistas, entre ellos una doctora, para que impartieran clases a un grupo de alumnos de un kínder.

En un salón de usos múltiples, donde se anexaron mesas, pizarrones, colores, lápices se dan clases y cursos a los infantes bajo resguardo de los pobladores, que colocaron en la plaza pública central de la localidad una pancarta con la leyenda “Fuera la Sección 22”.

La doctora responsable de ofrecer las clases dijo que se dará el tiempo para poder dar consultas en su clínica y cumplir con un servicio social comunitario a su pueblo para enseñar a los menores en sus primeras clases de lectura y escritura.