8 de febrero de 2013 / 02:07 p.m.

A 40 años del estreno de El Padrino, de Francis Ford Coppola, su reproyección en las salas de cine permitirá que las nuevas generaciones se acerquen a uno de los grandes clásicos de la cinematografía que ha trascendido por su atemporalidad.

Protagonizado por Marlon Brando y Al Pacino, de acuerdo a lo que opinan el escritor Xavier Velasco y los críticos de cine Miguel Cane, Hugo Lara y Salvador Quiautlozolli, el filme ha logrado traspasar la frontera del tiempo por la forma como Ford Coppola proyectó una realidad que puede cobrar presencia en cualquier momento.

"“El Padrino es un fenómeno que consigue compaginar la ficción popular. Está basado en un bestseller, es una obra popular. Está muy bien hecha, Francis Ford Coppola se va hasta la cocina con todos los elementos que puede ponerle a una historia que satisface enormemente, y Coppola lo que hace es que le entra absolutamente con todo"”, comentó Miguel Cane sobre la cinta.

"“Coppola ya no es el director que era, con esos bríos. Era un hombre de 33 años, era jovencísimo. Nadie se hubiera atrevido a mostrar una escena como la de la cabeza del caballo, pero eso se debe a que se la jugó Bob Evans”", añadió.

Salvador Quiautlozolli considera que la mayor aportación en estos años de existencia cinematográfica "“es que se ha convertido en el padrino de muchas generaciones. El público ha servido como una guía ética de cómo actuar, de cuándo ser suave y estas preguntas que se hace la humanidad"”.

Con el estudio de Paramout en una posible quiebra, no solamente los problemas económicos sacudieron la filmación de El Padrino, pues en el rodaje Al Pacino sufrió un accidente, a lo que se sumaron las quejas por parte de la comunidad italoamericana, senadores del Congreso de Estados Unidos y legisladores del estado de Nueva York, aunado a amenazas de diversa índole.

"“El productor de la Paramount (Bob Evans) tuvo muchos conflictos con Francis Ford Coppola, pero Ruddy quería hacer una película lo suficientemente sustancial, porque era un visionario y se atrevió. Aunque él y Coppola tuvieron muchas grescas en la filmación, el estudio se salvó de una bancarrota”", relató Cane.

Xavier Velasco, autor de Diablo guardián, considera que la cinta ha tenido un impacto muy importante en la manera de ver el cine en su generación.

"“El Padrino es absolutamente fundamental en mi vida, en la de varias generaciones, entre ellas la mía, yo era muy, muy joven, la primera vez que la vi me llevaron mis papás. En el momento en que Apolonia (Corleone) se quita la ropa, mi mamá tuvo el mal tino de decirme: ‘¿No quieres unas palomitas?’”", señaló Velasco sobre la mítica cinta.

Claves

El efecto

-El proyecto fue ideado por Bob Evans, por lo que el estudio le ofreció el trabajo a Sergio Leone y Peter Bogdanovich previamente que a Francis Ford Coppola para su realización.

-El libro de la trama estuvo en los primeros lugares de popularidad durante 67 semanas. Vendió 21 millones de ejemplares.

Frank Sinatra y Laurence Olivier fueron considerados, para el papel de Vito Corleone.

— SOFÍA REYES