— GUSTAVO MENDOZA LEMUS
15 de junio de 2013 / 04:33 p.m.

 Monterrey • Tras la desaparición de tres acuarelas adjudicadas al pintor Alfredo Ramos Martínez de la bodega de la Pinacoteca del Estado, ocurrido en el 2009, se pagó un monto de 22 mil 800 dólares al coleccionista afectado tras una valuación.

El pago se dio tras consultar a una revisión de las obras extraviadas, según se dijo ayer tras el recorrido en el que mostraron las mejoras realizadas a la bodega del acervo de la Pinacoteca, ubicada en el complejo Centro de las Artes II.

La presidenta del Consejo para la Cultura y las Artes, Carmen Junco, dijo que el organismo cultural dio seguimiento al caso, publicado por MILENIO Monterrey en el 2009.

“Se le dio seguimiento, se hizo una valuación de las obras extraviadas y se le pagó al coleccionista el monto de la valuación”, informó Junco.

A finales de 2009 se hizo público que tres acuarelas del pintor regiomontano Alfredo Ramos Martínez (1871–1946) fueron robadas de la bodega de la Pinacoteca.

El monto de la valuación de las obras perdidas de Ramos Martínez, se informó más tarde, fue de 22 mil 800 dólares, es decir, unos 291 mil 840 pesos.

Las piezas de arte pertenecían a un coleccionista, y tras el hecho, el Conarte interpuso una denuncia ante la Agencia del Ministerio Público en Delitos Patrimoniales Especializada en Robos en General.

Tras cuatro años, la presidenta del Conarte dijo que se llegó a un trato con el coleccionista, quien incluso aún mantiene parte de su acervo en las bodegas del Centro de las Artes.

Renuevan su bóveda

La bóveda de resguardo, donde se protegerá obra bidimensional y tridimensional, fue reacondicionada en todos sus aspectos.

Para la nueva cara de la bodega se invirtieron siete millones 557 mil pesos, que fueron reunidos entre el Gobierno Estatal y el Conaculta.

El espacio fue adaptado con un sistema de aire acondicionado de precisión, control de humedad, filtros en eliminación de partículas, detectores de humo e iluminación LED.

A este espacio llegará todo el acervo de la Pinacoteca de Nuevo León, mientras que a otra bóveda de transición llegarán las piezas que estarán en vísperas de exhibirse en alguna exposición.

Entre las nuevas medidas de seguridad instaladas, se encuentra el sistema biométrico de control de acceso, el que permite que sólo con la huella dactilar del responsable se pueda ingresar al lugar.

“Se asegura el acervo artístico que tenemos en Nuevo León. La importancia que le damos al tema queda patente con esta bóveda de lujo que tenemos”, refirió Junco.

Además, se hizo un inventario en general del acervo, en donde, a decir de los directivos del Conarte, no se encontró ninguna irregularidad.

Información en línea

Así como sucede con los diferentes acervos de la Fototeca del estado de Nuevo León, que pueden consultarse en línea a través de www.conarte.org.mx, la colección de la Pinacoteca contará con ese beneficio.

Aún no se ha dado fecha para que el acervo completo –que consta de poco más de mil 700 obras- esté disponible en internet, pero ya se trabaja en eso.

“Será una oportunidad para que los investigadores sepan qué tenemos en el acervo de Nuevo León”, se mencionó.

A fondo

Las modificaciones dan una capacidad total de mil 748 metros cuadrados para almacenamiento de obra bidimensional.Son seis módulos de 5.4 metros de largo y 2.40 metros de alto para resguardar esculturas, cerámica y arte objeto.La estantería móvil de alta densidad se compró a la marca canadiense Montel. Ahora se cumple con los estándares de calidad ISO 9002.El resguardo permanente de las obras de arte es de 393 metros cuadrados.La inversión de siete millones 557 mil pesos aportados entre el Gobierno Estatal y el Conaculta.