5 de febrero de 2013 / 03:53 p.m.

Monterrey.- La abultada deuda con que carga el gobierno estatal le generó cuatro veces más gastos de lo que tenía proyectado a principios del año pasado.

Entre intereses, amortizaciones y reestructuras en los adeudos a corto plazo, el gasto se catapultó un 307 por ciento por encima de lo aprobado.

El cuatro informe trimestral de 2012, entregado al Congreso del Estado el 31 de enero de este año, muestra que de 2 mil 562 millones de pesos que se pagarían por Servicio de la Deuda y Disminución de Pasivos, el número se disparó a 10 mil 431 millones de pesos.

Fue el financiamiento por renovación de créditos a corto plazo, por 7 mil 85 millones, lo que disparó estos gastos, que no fueron debidamente proyectados en el Paquete Fiscal para 2012, y provocó que el servicio de la deuda pública creciera.

Tampoco se contemplaron gastos de la deuda pública interna, sin embargo, tuvieron que desembolsarse por este concepto 312 millones 245 mil pesos.

Adicionalmente la administración estatal también tenía adeudos de ejercicios fiscales anteriores que no programó del todo, presupuestando solamente 300 millones, para luego tener que pagar mil 183.

Culminado el primer mes del año y a punto de entregar por mandato legal la cuenta pública 2012 a la Auditoría Superior del Estado, la administración estatal tendrá que explicar la falta de previsión y el consecuente cambio, y por lo tanto, incremento, en este gasto.

A pesar de todos los recursos destinados para pagar intereses y amortizaciones, la deuda total de la administración de Rodrigo Medina creció un 30 por ciento.

En espera de una reestructura recién aprobada, pero que aún no comienza a operar, la deuda que maneja el aparato central, sin incluir organismos descentralizados, creció en 5 mil 360 millones de pesos, acabando en 23 mil millones de pesos.

Los adeudos “"sin responsabilidad para el estado"”, como el Instituto de Control vehicular, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey y la Red Estatal de Autopistas alcanzaron ya los 18 mil 480 millones, creciendo un 19 por ciento.

En total, los pasivos del Gobierno Estatal llegan ya 41 mil 561 millones de pesos, lo que representa un crecimiento del 25 por ciento con relación a 2011.

DANIELA MENDOZA