22 de octubre de 2013 / 09:02 p.m.

El portero felino Enrique Palos sabe que para su equipo no hay mañana y tienen que triunfar necesariamente el viernes cuando visiten la cancha del estadio Caliente se Tijuana.

Sobre el césped artificial con el que jugarán en la casa de los Xolos, Palos simplemente comentó que no hay más que adaptarse al terreno de juego lo más rápido posible.

"Para nosotros no hay mañana y no hay margen de error, tenemos que buscar lo tres puntos en base a un buen fútbol y buen accionar.

"Ellos tienen complicación por el tipo de suelo, yo pienso que hay que adaptarse, jugar con lo que hay y enfocarnos a lo que nosotros sabemos hacer y la palabra clave es adaptarnos", dijo.