27 de enero de 2013 / 11:40 p.m.

Monterrey.- • Como un proyecto chafo calificaron diputados del Partido Acción Nacional la instalación de un carrusel en el Cerro del Obispado, al considerar que tal medida denigra el valor histórico de la zona y representa una falta de respeto para los combatientes de la Batalla de 1846.

Enrique Barrios, legislador local albiazul, sostuvo que la bandera que adorna la parte más alta del Obispado tiene una razón de ser y constituye un símbolo de respeto que las autoridades estatales han pasado por alto.

“"Me parece que el titular de Osetur (Frank Salazar), está convirtiéndolo en una chorcha, en una kermés, en una feria de barrio con ese carrusel que instaló, que sin duda ofende la memoria de los que ahí fallecieron defendiendo nuestra ciudad.

“"Sería muy interesante conocer quién es el dueño del carrusel y ahí te vas a dar cuenta quien está ganando dinero con ese esquema tan chafo, perdónenme la palabra pero es un esquema chafo de dar una concesión por 10 años de juego mecánico"”.

Barrios no descartó que el juego sea un desecho de un parque de diversiones de los Estados Unidos, impedido para funcionar en aquel país por sus normas de seguridad y traído al estado como novedad por la Osetur.

“"Ahora resulta que un empresario lo compró, lo trajo y el titular de Osetur puso una pachanga ahí chafa en el Obispado que es un lugar histórico"”.

Por su parte, Martín López, diputado federal del PAN, aseguró que la acción ha generado un rechazo total de historiadores, especialistas y ciudadanos en contra del Gobierno del Estado.

“"Ha sido pésimo, vemos que se ha desviado la atención en otros temas, que más que ayudarle a los ciudadanos de Nuevo León le están afectando, en este caso el gobernador de Nuevo León ahora si está haciendo valer su eslogan de Nuevo León Unido, pero unido a todo el estado en su contra"”, indicó el diputado.

Recordó que no es la primera acción de Salazar en este sentido, pues otros espacios turísticos también fueron rentados por el funcionario estatal.

LUIS GARCÍA