7 de mayo de 2013 / 04:48 p.m.

Monterrey • Humberto Treviño Landois, veterano militante panista, quien fuera subsecretario de Comunicaciones y Transportes, aseguró que el actual partido Acción Nacional se ha convertido en un sindicato de burócratas, como quedó de manifiesto en las pasadas elecciones para designar al consejo estatal.

En entrevista con Azucena Uresti, en Milenio Radio, Treviño Landois manifestó que para los panistas de años es complicado tomar parte en procesos como el antes mencionado.

"Para nosotros es muy difícil participar en estas condiciones, realmente el partido se ha convertido en un sindicato, tiene de hecho varias facciones, pero es un sindicato de burócratas; yo no tengo nada contra los sindicatos, los burócratas, ni los que son miembros de un sindicato de burócratas.

El militante albiazul destacó las bases en las que se cimentó el PAN y que ahora es diferente.

"Lo que pasa es que no puede ser así el funcionamiento de un partido político, tiene que ser como fue en sus orígenes el PAN, que era una agrupación de ciudadanos libres, una cierta visión humanista de la política, que compartían un ideal y una visión de cómo hacer la política, pero ahora es un sindicato", dijo.

Treviño Landois fue claro al expresar que todos los propuestos estaban en alguna nómina, y al ver como quedó integrado el Consejo se nota cómo pesaron las nóminas de Monterrey, San Pedro, San Nicolás y hasta la nómina del partido.

"Porqué logró más posiciones la facción sindical que controlan Larrazábal, Ceferino y Gracia, pues porque tienen más nómina, tienen más en San Pedro, toda la nómina de San Nicolás e inclusive tienen parte de la nómina de Monterrey, entonces la confrontación electoral hacia el interior del partido se convierte en una contienda de facciones sindicales, entonces eso destruye el partido o lo daña muy gravemente de tal manera que es muy difícil recuperar en su visión anterior, como digo de una agrupación de ciudadanos libres, que tenían otro propósito, así que el resultado era muy predecible", indicó.

En cuanto al hecho de que Fernando Larrazábal y Miguel Ángel Domínguez no hayan quedado en los puestos de consejeros, explicó:

"Yo creo que fue un acuerdo entre ellos, porque tampoco está Zeferino, ni Raúl, lo que pasa es que para Larrazábal, viniendo de donde viene y de la posición tan fuerte que tenía hacia el interior del partido hace algunos años, para él era muy complicado quedar en el lugar 30, en el lugar 40, que seguramente sería el lugar que habría logrado, como en Monterrey quedó ahí por media tabla, era evidente que Margarita Arellanes, quien es la que tiene mayor nómina en Nuevo León, y por propio acuerdo con Raúl y Zeferino iba a quedar en primer lugar, como quedó, entonces para Larrazábal yo diría que es un asunto de inconveniencia política, él prefiere acordar con sus cómplices, quedarse al margen y no participar en un proceso en el que no hubiera quedado en los primeros lugares".

Por último Humberto Treviño Landois lamentó que el PAN vuelva a ser lo que fue, pero que necesariamente no es malo, ya que sólo tienen que retomar la base doctrinaria de antes y ajustarla a los tiempos de hoy.

REDACCIÓN/MILENIO