REYNALDO OCHOA Y LUIS GARCÍA
6 de junio de 2013 / 03:49 p.m.

Monterrey• Mientras que en un intento por matizar su relación con el Congreso local y la oposición, el gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, aseguró que el veto a la Ley del Transporte no pretende causar más diferencias con los diputados, la bancada local del PAN detuvo ayer la recepción del veto a las reformas a dicha ley. El presidente de la Comisión Permanente, el panista Mario Cantú Gutiérrez, decidió “reservar” las observaciones del Ejecutivo, con el argumento de que fueron extemporáneas.

Las observaciones enviadas por el Ejecutivo estatal a las reformas que facultan al Congreso para fijar las tarifas del transporte público, llegaron al Legislativo este lunes, y el miércoles se les dio entrada para turnarse a la Comisión de Fomento Económico.

Sin embargo, el diputado Francisco Treviño Cabello pidió que el expediente fuera reservado por el Presidente de la Mesa Directiva, al señalar que las observaciones se habían hecho 12 días después de ser aprobadas las reformas por el Pleno del Congreso, siendo que la ley señala que el Ejecutivo tiene sólo 10 días para emitir un veto.

Esto generó una discusión en el Pleno de la Diputación Permanente, pues los diputados del PRI, de Nueva Alianza y del PT argumentaron que el Reglamento Interior del Congreso no faculta al presidente para reservarse asuntos, además de que negaron que hubiera expirado el plazo que indica la ley.

El artículo 71 de la Constitución Política del Estado refiere: “Aprobada la Ley o Decreto se enviará al Gobernador para su publicación. Si éste devolviere con observaciones dentro de diez días volverá a ser examinado, si fuere aprobado de nuevo por dos tercios de los diputados presentes pasará al Gobernador, quien lo publicará sin demora. Transcurrido aquel término sin que el Ejecutivo haga observaciones, se tendrá por sancionada la ley o decreto”.

La discusión fue en el sentido de sí la ley habla de 10 días hábiles, como sostuvo el PRI, y que vencerían este miércoles, o si se refiere a días naturales, teoría que sostuvo el PAN, plazo que venció el sábado pasado. La propuesta que recibió más votos fue la de “reservar” el expediente, con el voto de calidad del presidente de la Comisión Permanente, Mario Cantú, ante el empate en el Pleno.

“Con esta determinación se está dando el freno al veto impuesto por el gobernador, y queremos que el ciudadano se sienta representado, y que el Congreso pueda representar al usuario del transporte que no tiene representación en el Consejo Estatal del Transporte”, explicó Treviño Cabello.

Por su parte, Cantú Gutiérrez detalló que esto se determinó dada la ex temporalidad de las observaciones, apoyado en los artículos 71 y 85 del Reglamento Interior del Congreso, que otorgan facultades para hacerlo.

Al hablar por primera vez desde que envió las observaciones, el gobernador dijo que su decisión fue tomada con fundamento legal, y aseguró que el veto no representa un desencuentro con el Legislativo.

Insistió que los diputados pretendían obtener facultades propias del Ejecutivo, y consideró que el mejor camino para fijar las tarifas del transporte urbano es restándole el componente político a la discusión del tema.

“Cada quien está en su derecho de hacer los movimientos que considere, nosotros ya publicamos este veto y lo vamos a mantener ahí”, expresó.

En la legislatura LXXI, de mayoría panista, se presentó un caso similar en uno de los más de 20 vetos del ex gobernador Natividad González Parás a las reformas promovidas por la bancada de Acción Nacional.

En septiembre de 2009, también se presentó un caso de extemporaneidad; sin embargo, el gobernador promovió una controversia constitucional que concluyó cuando los jueces determinaron que se deben considerar diez días hábiles para emitir este tipo de observaciones.

Disensos

Las observaciones del Ejecutivo estatal llegaron al Legislativo este lunes, y el miércoles fueron turnadas a la Comisión de Fomento Económico. Ahí inició la discusión entre bancadas.

Un caso similar ocurrió en septiembre de 2009, en la Legislatura LXXI, de mayoría panista, durante la gestión de Natividad González Parás, quien promovió una controversia constitucional.

Dicen que se pondrán al corriente con cuentas

El presidente de la Comisión de Hacienda del Estado, el panista Alfredo Rodríguez Dávila, aseguró que el atraso en la aprobación de cuentas públicas en el Pleno se debe a la carga de trabajo en el primer año legislativo.

Rodríguez Dávila expresó sólo 20 por ciento de los 77 expedientes que quedaron en el aire sin ser sometidos a votación del Pleno, no se lograron por no lograr consensos.

Dijo que el resto de los expedientes no fueron sometidos a votación por la cantidad de trabajo que tuvieron durante estos meses, tanto por los que llegaron en esta legislatura, como los heredados por la anterior.

“Creo que 20 por ciento de esos expedientes están en esa problemática, no se han subido porque hemos tenido un exceso de dictámenes comparados con otras legislaturas, yo creo que eso lo va a terminar viendo la ciudadanía cuando saquemos el primer año de esta legislatura”, mencionó.

Rodríguez Dávila advirtió que por parte de su comisión, todas las cuentas públicas serán sometidas a votación aunque estén destinadas al rechazo por el Pleno, escenario que no tiene antecedentes en la historia del Congreso Local y cuyas consecuencias son analizadas por sus equipos jurídicos.