FRANCISCO ZÚÑIGA
26 de mayo de 2013 / 04:03 p.m.

San Nicolás •En la lucha por ser una buena oposición, a los panistas se les olvida que también pueden ser buen gobierno, advirtió Margarita Zavala de Calderón durante una reunión que tuvo con mujeres militantes del PAN en San Nicolás, y donde las exhortó a mantener el paso firme para ir ganando posiciones dentro del partido y de la política nacional.

La esposa del ex presidente Felipe Calderón participó como oradora principal en el evento Mujeres en Acción, organizado por la Secretaría de Promoción de la Mujer del PAN estatal, junto con la alcaldesa regiomontana y otras destacadas mujeres militantes del albiazul.

En su mensaje, les conminó a no quedarse sólo como una "buena oposición", sino a trabajar para ser gobierno.

"Y algunas veces creo que como oposición en una visión crítica, de pronto se nos olvida lo grande, lo importante que es Acción Nacional, y que en ocasiones en una visión crítica, y en ser físicamente contrapesos y señalar errores para seguir adelante de pronto se nos olvida que lo bien que gobernamos", externó.

En eso, dijo, las mujeres pueden ayudar mucho, y destacó la labor que se ha hecho por parte de las damas desde el norte del país.

"Las mujeres, además, en el norte, han sido siempre muy valientes, se han ganado sus espacios, y desde aquí, desde Nuevo León, empezaron las mujeres a ser candidatas, y a tomar decisiones, son un ejemplo de mujeres extraordinarias trabajando por el PAN", dijo.

Durante su conferencia, narró como las mujeres siempre han impulsado a los principales personajes emanados del PAN, pero como también el partido ha dado mujeres como Norma Villarreal de Zambrano, primera alcaldesa del País, en San Pedro, entre otras.

Citó el caso de Alfonsina, una joven de Oaxaca que desde el PAN escaló primero a presidenta del Congreso de su estado, y ahora es diputada federal.

"Hemos sido un gran partido", dijo Zavala, mientras continuaba con la lista de mujeres panistas que han destacado en la lucha partidista, ya sea en nombre propio, o en apoyo a sus esposos.

Advirtió que aunque el voto para las mexicanas llegó en los cincuentas, la pugna del PAN para que las mujeres participaran en política, inició mucho antes, con trabajo en bien de la sociedad.

"Nuevo León sabe muy bien lo que es la fuerza de las mujeres", expresó en su mensaje, ante unas mil mujeres que abarrotaron el Teatro de San Nicolás.

Fue tal la euforia que levantó, que las mujeres, que llenaron el Teatro San Nicolás, la "destaparon" a ella para la presidencia de la República, y a su tocaya Margarita Arellanes Cervantes, para la gubernatura de Nuevo León.

La alcaldesa regiomontana, atribuyó el “destape” a que son mujeres que quieren un mejor estado, una mejor sociedad y mejores oportunidades, pero no se manifestó ni a favor ni en contra.

"Yo, esto lo he dicho, estoy concentrada ahorita en la alcaldía y agradezco mucho como quiera las manifestaciones por parte de las señoras, y voy a seguir trabajando en la alcaldía".

"Esto que me dicen es un compromiso, pero para trabajar más, para esforzarme más y para merecer todos los días esa confianza".

Mientras tanto, la ex primera dama del país hizo un recuento de los beneficios sociales que dejó el PAN en su paso por la presidencia.

Al término de la sesión, Margarita Zavala invitó a todas las asistentes que quisieran tomarse la foto con ella, lo que originó una larga fila.