9 de marzo de 2013 / 01:38 a.m.

Con la Ley para el Desarrollo y Protección de las madres jefas de familia del estado de Nuevo León, los municipios podrán administrar las partidas destinadas a las féminas, ya que muchas de ellas necesitan asesoría para sus hijos, becas, estudios y ayuda para gastos médicos.

 

Monterrey.- • Diputados panistas presentaron una iniciativa para crear la Ley para el Desarrollo y Protección de las madres jefas de familia del estado de Nuevo León, que contempla que sean los municipios quienes administren y repartan los recursos destinados a apoyar a las mujeres.

Al anunciar el proyecto a nombre de sus correligionarios panistas, el dirigente estatal de dicho partido, Alfredo Pérez Bernal, dijo que no se trata de quitarle nada al estado, sino de que se administren mejor las partidas destinadas a desarrollar a las féminas.

En la presentación estuvieron las diputadas albiazules Blanca Lilia Sandoval, Celina Hernández e Imelda Alejandro, además de los legisladores Luis Ángel Benavides, Mario Cantú y José Luis Garza, acompañados de su coordinador Juan Carlos Ruiz.

Con esta ley, dijeron, buscan también transparentar y descentralizar los recursos, pues consideran que son los municipios la primera instancia a la que acuden las mujeres jefas de familia cuando requieren alguna asesoría o apoyo.

"Que sea a través de la primera instancia con que el ciudadano tiene el contacto directo, que es el municipio, enfocado como una partida especial, así como hay apoyos en desarrollo de otros rubros", dijo la legisladora Imelda Alejandro.

EL concepto fue apoyado por el dirigente estatal del PAN, Alfredo Pérez Bernal, quien dijo que no se trata de arrebatarle recursos al estado, sino de optimizarlos en su aplicación.

"Llevarlos al primer punto de contacto con la población, que es el municipio, para que también sea transparente el manejo del uso de los recursos y realmente sea utilizado para el fin que está previsto", insistió.

Actualmente, el estado tiene un programa para apoyar a las madres que son jefas de familia, con cerca de 500 pesos que no son suficientes, dijo el panista. Muchas mujeres, recordó, necesitan asesoría para sus hijos, becas, estudios, ayuda para gastos médicos.

"Donde la gente va a pedir apoyo es a los municipios, sobre todo las madres de familia, y ahí es respuesta integrada y no las traerían de dependencia en dependencia para hallar una solución".

Muchas mujeres son jefas de familia por cuestiones circunstanciales, y no se puede evadir el problema social que representa, dijo la legisladora Blanca Lilia Sandoval.

"Más que programas de asistencia tenemos que garantizar una ley para el desarrollo de la dignidad y el soporte que ellas necesitan", inquirió.

Esta es una ley para que la puedan ejercer los municipios, enfatizó por su parte la diputada Celina Hernández, quien se pronunció porque cada municipio tenga un padrón de gente con las características necesarias para accesar a estos beneficios que daría la nueva ley.

FRANCISCO ZÚÑIGA