Reynaldo Ochoa
3 de septiembre de 2013 / 10:28 p.m.

 

Monterrey.- • El regreso de Erick Godar al PRD ocasionó este martes una "sacudida" en el Congreso del Estado, en donde el PAN aprovechó para quedarse con el control del manejo financiero del legislativo, y la mayoría en comisiones claves como Seguridad, legislación y Hacienda.

Al medio día, el legislador independiente, Erick Godar Ureña, dio a conocer su regreso al grupo legislativo del PRD, pese a la intentona del PRI por evitarlo, al final, el voto del pleno permitió la reintegración de Ureña Fraustro al partido del sol azteca.

 

Hasta ese momento el procedimiento parecía de rutina, sin embargo desde el seno de la bancada del PAN se gestó una “sacudida” al Congreso del Estado, pues el presidente de la Comisión de Coordinación y Régimen Interno pidió un receso para hacer válida la nueva conformación de la COCRI.

 

De esta manera comenzó la sesión de la comisión que rige las decisiones del Congreso y en donde en primera instancia los votos del PAN y PRD, ahora con la suma de Godar, daban un total de 52 por ciento, con lo que asumieron la mayoría del Congreso del Estado.

 

Aprovechando esto, Alfredo Rodríguez Dávila presentó un nuevo acuerdo delegatorio en el cual se entregaba a la bancada del PAN el control total financiero y administrativo del legislativo.

 

Cabe recordar que hasta el momento al existir un empate en el pleno las decisiones debían tomarse de forma colegiada.

 

Además, Rodríguez Dávila presentó una nueva integración de las comisiones en donde tomó las mayorías de las comisiones de Seguridad, Legislación y Hacienda, hasta hoy en manos del PRI.

 

Las votaciones de estas decisiones se hicieron con la ausencia de los diputados del PRI y la abstención de las bancadas del PT y PRD, y en unos momentos más serán legitimadas en el pleno del Congreso a donde el PRI ya anunció que no asistirá.