26 de julio de 2013 / 01:31 p.m.

Tlaxcala• Robaste mi voto, pero no callarás mi voz”, escribieron en pancartas decenas de personas que se manifestaron en una marcha contra el presunto fraude electoral que acusa el Partido Acción Nacional en los municipios de Apizaco y Calpulalpan, Tlaxcala.

En la denominada Marcha del silencio participaron alrededor de 500 personas vestidas de blanco y con cubrebocas. El contingente avanzó de la sede estatal del partido al Palacio de Gobierno, donde encendieron velas y colocaron un moño blanco en la fachada del inmueble.

“Es una marcha silenciosa para que se respete el voto de los tlaxcaltecas, lo que pasó en Apizaco es algo que no se veía hace mucho en el país, no permitiremos que se roben tan burdamente una elección”, aseguró Ernesto Cordero, uno de los senadores que lideró la protesta.

En la movilización participaron el ex secretario de Hacienda y Crédito Público Ernesto Cordero; los legisladores Roberto Gil, Luisa María Calderón, Mariana Gómez del Campo y Adriana Dávila, entre otros.

“Viajamos aquí para decirle a todos los tlaxcaltecas que estaremos defendiendo su voto y para recalcarle al gobernador, Mariano González Zarur, que retire las manos de este proceso”, expresó Gómez del Campo, minutos antes de comenzar la movilización.

Antes de la manifestación, los senadores panistas acudieron a la Procuraduría General de Justicia de la entidad y presentaron la denuncia penal contra los integrantes de los consejos municipales electorales por su presunta participación en la violación de urnas durante los comicios del pasado 7 de julio.

“Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias jurídicas e institucionales. El gobernador González Zarur ganó las elecciones en la cajuela de las camionetas que trasladaron las boletas y no en las urnas”, criticó el senador Roberto Gil.

Cordero advirtió que la manifestación en Tlaxcala es solo la primera de varias protestas y acciones que realizarán los panistas en otros estados donde también enfrentan conflictos postelectorales.

MARCO ANTONIO CORONEL