3 de julio de 2013 / 08:18 p.m.

Monterrey • El diputado federal del PRI, Marco A. González, advirtió que los legisladores panistas se deben preocupar primero por solucionar la división hacia el interior de su partido y el cual está sin rumbo.

Los calificó de oportunistas por sus constantes críticas a los gobiernos federal y estatal en Nuevo León emanados del PRI, aprovechando la oportunidad que se les presenta.

"Carecen de calidad moral porque lo primero que deben hacer es arreglen su divisionismo que no solo es local, sino también Nacional", apuntó.

De acuerdo con las recientes declaraciones de la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, de la que se han colgado sus homólogos federales y locales, demuestran su desesperación e impotencia por no obtener lo que quieren, superar los problemas hacia el interior de su partido.

Marco A. González hizo un llamado a ponerse a trabajar y con la camiseta de Nuevo León, en lugar de sacar raja política de cualquier tema para hacer crítica, cuando en realidad deben de ver al interior de su partido que por la ambición por el dinero y el poder, lo tienen debilitado.

"Les molesta que nuestros presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, estén llevando a mejor puerto al país y la entidad, respectivamente", puntualizó.

Y no desaprovechó la ocasión para recordar que los gobiernos de (Vicente) Fox y (Felipe) Calderón son los que trataron en responder a los requerimientos del país y se quedaron solo en eso, en muy buenos deseos.

"(Margarita) Arellanes no ha podido solucionar la tremenda corrupción que en el Ayuntamiento que ella encabeza y ahora nos alió con la novedad de imponer el POLITRAN", puntualizó.

VÍCTOR SALVADOR CANALES