Francisco Zúñiga
17 de agosto de 2013 / 01:02 a.m.

 

Guadalupe.-   • La actitud de los alcaldes panistas de abandonar la mesa de diálogo con el Gobierno Estatal demuestra una postura de inmadurez, y puede afectar decisiones importantes a nivel metropolitano, porque frena negociaciones importantes para la ciudadanía, consideró el alcalde de Guadalupe, César Garza Villarreal.

Hizo un llamado a sus colegas metropolitanos del partido albiazul para que se mantenga el diálogo y la coordinación intermunicipal, pues es la única herramienta para superar los problemas comunes.

Dijo que espera reconsideren su postura, a la que calificó de inmadura.

“Es una actitud inmadura que espero reconsideren y también les hacemos un llamado, que más allá de los partidos políticos, están las necesidades metropolitanos que sólo podemos enfrentar con éxito si nos mantenemos unidos”, dijo el munícipe guadalupense.

Garza Villarreal lamentó esta fractura en las negociaciones porque se han logrado muchos avances. Citó el caso de la homologación del reglamento de Tránsito y Vialidad, en la que ya se está trabajando.

Pidió los alcaldes reconsiderar su posición y volver a la mesa del diálogo, para que no afecte los casos que están en proceso.

Además, descalificó lo dicho por los panistas, en el sentido de que las reuniones con el secretario de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, no han servido para nada.

“Es mentira decir que esta mesa de trabajo no ha dado resultado, al contrario, es la única instancia real de coordinación metropolitana que consideramos”.

Les recordó que antes que panistas o priistas, los alcaldes deben considerarse representantes de su pueblo, por lo que sería lamentable que la retirada haya sido por cuestiones partidistas.

Los munícipes del partido albiazul deben recordar que en política, es imprescindible el diálogo para poder sacar adelante los proyectos que se tienen.

“Que mantengamos el diálogo y la coordinación como la única herramienta para ir superando nuestros problemas”, enfatizó.