23 de abril de 2013 / 10:07 p.m.

Monterrey • Un día más que se pierde en el Congreso del Estado.

En pleno horario de sesión, diputados locales del PAN acuden ante el Tesorero del Estado para exigirle “resultados”; mientras que en el Congreso del Estado la bancada del PRI instala y clausura la sesión de este martes por falta de quórum.

Este representa el cuarto día en este mes, que las sesiones en el Congreso Local no concluyen, por pugnas entre PAN y PRI.

Este martes cerca de las 10:30 horas, diputados locales del PAN acudieron a las oficinas de la Tesorería del Estado a presentar un escrito en donde exigían a su titular contestar a los oficios que le han enviado con cuestionamientos sobre los resultados del Programa de Ordenamiento deFinanzas y de la Línea 3 del Metro.

Los legisladores fueron recibidos por el Tesorero del Estado, Rodolfo Gómez Acosta, lo que provocó una reunión en privado que se prolongó por casi una hora.

Mientras esto ocurría, en el Congreso del Estado, el vicepresidente del legislativo, Ernesto Quintanilla y el secretario, Juan Manuel Cavazos, ambos diputados del PRI, intentaron instalar la sesión abriendo el tablero de votación para registrar la asistencia.

Tras 10 minutos, y con la asistencia de sólo 17 diputados del PRI y de las fracciones minoritarias, Quintanilla decidió dar por concluida la sesión ante la falta de quórum y por las protestas del Presidente del Congreso, Luis David Ortiz, quien ya estaba presente.

Una vez ocurrido esto Ortiz Salinas tomó la presidencia y pidió a la Oficialía Mayor volver a abrir el tablero de asistencia al argumentar que debía permanecer abierto durante 30 minutos, lo que no se había cumplido.

Cerca de las 12:00 horas, también Luis David tuvo que dar por concluida la sesión porque sólo algunos panistas alcanzaron a llegar, y los diputados del PRI ya se habían retirado.

En entrevista posterior la bancada del PRI, encabezado por su líder, Edgar Romo, defendieron la actuación de Ernesto Quintanilla y acusaron al PAN de abandonar el trabajo legislativo para “grillar” y realizar “protestas”.

“Creo que si se la van a pasar grillando tampoco no es nuestra obligación esperarlos a que terminen de grillar, debieron haber organizado su protesta en horas inhábiles para los diputados”.

En tanto el Presidente del Congreso, Luis David Ortiz Salinas, dijo que no se respetó el reglamento del Congreso del Estado y se rebajaría un día de salario a los diputados del PRI que se retiraron de la sesión.

Por su parte, el panista Alfredo Rodríguez Dávila argumentó que la reunión con el tesorero estatal también era parte del trabajo legislativo de los diputados y justificó que casi nunca se respeta el horario de las sesiones, marcadas a las 11:00 horas.

“Estábamos llevando a cabo una de las labores fundamentales del legislador, es mejorar el nivel de información y mejorar la comunicación entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo”, argumentó Rodríguez.

“Ellos no tienen esa necesidad porque ellos son lacayos del Poder Ejecutivo, ellos no lo cuestionan, ellos no solicitan información”.

A poco más de un mes de que concluya el segundo período ordinario de sesiones de la actual legislatura, son ya cuatro las sesiones que se pierden o quedan a medias, y el mismo presidente del Congreso del Estado, Luis David Ortiz, dijo que difícilmente se cumplirá con la agenda temática mínima establecida para este período.

 — REYNALDO OCHOA