19 de diciembre de 2013 / 01:28 a.m.

Sólo restan dos semanas y cuatro invitaciones a la postemporada en la Conferencia Americana (AFC) de la NFL.

Broncos de Denver (11-3) y Chiefs de Kansas City (11-3), ambos de la División Oeste, son los únicos que han asegurado el boleto; Houston, Oakland, Buffalo, Cleveland, Jacksonville, Tennessee y los Jets de Nueva York están eliminados, así que aún quedan otros siete equipos que pelearán por cuatro lugares a los playoffs, en camino al Super Bowl.

En la División Este, los Patriots de Nueva Inglaterra (10-4) y los Dolphins de Miami (8-6) se disputan el primer lugar del sector. Patriots -mermados por las lesiones, principalmente la del ala cerrada Rob Gronkowski- cierran la campaña regular con juegos en Baltimore (8-6) y en casa ante Buffalo (5-9); los Dolphins, que han ganado tres en fila y cuatro de los últimos cinco, visitan a Bills y reciben a Jets (6-8).

Con un triunfo sobre los Ravens o la derrota de Miami en Buffalo, los Patriots se alzarán con su quinto título divisional en fila y décimo desde 2003. Nueva Inglaterra puede asegurar descanso en la primera ronda de los playoffs si gana y pierden Cincinnati e Indianápolis.

Para clasificarse esta semana, los Dolphins necesitan ganar y derrotas de Baltimore y Cincinnati.

En la División Norte los Bengals de Cincinnati (9-5) y los campeones Ravens de Baltimore (8-6) disputan la corona divisional. Los Bengals, que han perdido tres de los seis más recientes, controlan su destino: si ganan los dos últimos juegos en casa, ante Minnesota (4-9-1) y Baltimore, clasificarán como líderes del sector; los Ravens, que han ganado cuatro de manera consecutiva y cinco de los últimos seis, también son dueños de su futuro, pues si derrotan en casa a los Patriots y luego ganan en Cincinnati, serán campeones divisionales por tercer año en fila.

"Estamos jugando a nuestro mejor nivel y vamos a tener que continuar mejorando para lo que tenemos enfrente en el cierre", dijo John Harbaugh, entrenador de los Ravens. "Lo que me gusta de este equipo es que somos un equipo con fe. Creemos. Vamos a correr la carrera hasta el final".

Esta semana Cincinnati podría asegurar el título divisional si gana y Baltimore pierde. Los Ravens aseguran regresar a los playoffs con un triunfo y derrotas de Miami y San Diego.

En la División Sur, los Colts de Indianápolis (9-5) han asegurado el primer lugar del grupo y parecen destinados a jugar en la ronda de los wild cards.

En el Oeste, Denver (11-3) y Kansas City (11-3) pelean el título divisional. A los Broncos de Peyton Manning les restan dos juegos como visitantes, pero ante rivales que parecen cómodos: Houston (2-12) y Oakland (4-10).

Esta semana Denver podría asegurar no sólo el título divisional, sino descansar en la primera ronda de los playoffs si gana y Kansas City pierde.

Los Broncos jugarían toda la postemporada en casa si ganan y se combinan derrotas de Chiefs y Nueva Inglaterra.

"Por supuesto que se siente bien controlar tu destino", dijo el defensivo de los Broncos, Terrance Knighton. "Queremos que vengan a Denver. La bueno es que tenemos el control otra vez, porque con el mismo récord que los Chiefs, también queremos ganar nuestra división".

"Los equipos que tienen el impulso al final del año pueden ser los más peligrosos", dijo Tedy Bruschi, ex linebacker de los Patriots y ahora analista de televisión.

Sí, porque en la NFL no es cómo inicies, sino como termines.

Y queda poco tiempo.

AP