15 de marzo de 2013 / 06:19 p.m.

Llamados desde casi todo el planeta incluso China, centenares de pedidos de casacas con los colores del club, un ejército de periodistas en las sedes de la institución y un jugador juvenil entrevistado como si fuese Lionel Messi por el solo hecho de haber tomado la comunión con el papa son muestra de ese súbito interés.

La jefa de prensa de San Lorenzo, Marcela Nicolau, dijo que esos son algunos de los efectos causados en el club desde que se conoció que el heredero de Pedro es hincha y socio del club, uno de los más importantes del país y con sede en la capital argentina.

"Esto es algo que jamás imaginé, algo increíble", dijo Nicolau. "No puede haber ninguna campaña de promoción para el club que sea mejor que esta; nada menos que un papa hincha de San Lorenzo".

Nicolau destacó que en menos de dos días recibió "muchísimos llamados, más de 50 seguro", de medios interesados en la vida del club y y su relación con el papa, así como también de personas interesadas en comprar la camiseta con los colores azul y grana del club.

Una muestra que la vida de San Lorenzo cambió radicalmente ocurrió el jueves cuando decenas de periodistas recorrieron instalaciones del club, incluso una capilla en la cual el papa Francisco ofició una misa en 2011.

Los jugadores profesionales no hablaron. Pero si lo hicieron dos juveniles por el solo hecho de haber tomado la comunión en mayo del 2011 por el entonces cardenal Jorge Bergoglio.

Uno de ellos, Jonathan Pacheco, de 20 años, fue asediado por un ejército de periodistas, entre otros de medios de España, Chile, Bélgica, Uruguay y Brasil.

"Me preguntaban de todo, pero sobre todo del papa", dijo a la AP el mediocampista de 20 años, con apenas siete partidos en primera división y en todos los casos entrando como suplente. "Tuve más preguntas ese día que en toda mi carrera".

El nuevo jefe de la Iglesia católica es el primer "Papa Cuervo", uno de los apodos que luce con orgullo ese club.

San Lorenzo dijo el viernes que le envió una carta al papa, en el que además de felicitarlo por su designación le expresa su orgullo por ser simpatizante de esa popular institución.

"Sepa que para nosotros no es un Papa más, ni tampoco el primer 'Papa argentino' o latinoamericano o el primer Papa Jesuita, es el Papa de San Lorenzo o, en lenguaje futbolero, nuestro primer Papa Cuervo", destaca la misiva publicada en el sitio por internet del club.

Entre otros apodos a San Lorenzo le dicen "Los cuervos", ya que uno de sus fundadores en 1908 fue el sacerdote Lorenzo Massa, que usaba sotana negra, el color de los cuervos.

En verdad, el apodo de "Los cuervos" fue naciendo de a poco y despectivamente de otras hinchadas. Pero los simpatizantes de San Lorenzo lo aceptaron y lo lucen con orgullo. El cuervo, además, es un ave que en algunas regiones se considera una especie nociva, y que entre otras cosas se alimenta de carroñas y residuos alimentarios.

A San Lorenzo también se le conoce como "Los santos", en este caso por haber contado con un sacerdote entre sus fundadores.

Otros apodos son "El ciclón", "Los matadores" y "Los gauchos de Boedo", por lo que San Lorenzo es sin duda el club argentino de primera división que más apodos tiene. Podría ser probable que de ahora en más también se le conozca como "El club del papa".

San Lorenzo, 10 veces campeón del fútbol argentino, es uno de los cinco equipos grandes del balompié nacional junto con Boca Juniors, River Plate, Racing Club e Independiente.

"Los cuervos", que en este torneo Final marchan por debajo de la mitad de la tabla, visitarán el sábado a Colón, que figura penúltimo sobre 20 equipos.

Ap