31 de marzo de 2013 / 03:55 a.m.

Santiago.-   • Luego de varios años en que la inseguridad pareciera haberse apoderado del estado, la ciudadanía retomó la confianza durante las vacaciones de Semana Santa, ya que cientos de miles de personas aprovecharon este periodo vacacional para pasear en parajes locales.

Mediante un recorrido por el municipio de Santiago, se constató que decenas o cientos de miles de personas nuevamente salieron a la calle, ya sin el temor de balaceras, levantotes o hasta retenes policiacos.

De acuerdo con el alcalde de Santiago, Homar Almaguer, solamente el viernes, la cantidad de vehículos que ingresó a la zona de la presa de la Boca fue de cuatro mil 500, que, con un promedio de cinco personas por coche, dan un aproximado de 22 mil 500 personas.

Además, dijo, unas diez mil personas acudieron a la Cola de Caballo ese mismo día y otras miles estuvieron en la zona de Los Cavazos.

El presidente municipal comentó que en la plaza principal tienen una muestra de productos hechos en la entidad, que exhiben de forma gratuita a los paseantes.

  "(Hay) una gran afluencia a nuestro municipio y a todos sus parajes, como ya teníamos muchos años de no ver esto. Se busca exhortar a los paseantes que manejen con cuidado, que guarden su distancia para evitar algún tipo de alcance con otro vehículo.

"Todas las áreas estuvieron saturadas, teníamos tentativamente un reporte extraoficial de entre diez mil y 11 mil personas que visitaron la Cola de Caballo, en lo que es la Presa, hubo entre cuatro mil a cuatro mil 500 vehículos; se tuvo que cerrar y esto no impidió que la gente siguiera llegando, estacionó sus vehículos a la orilla de la carretera y se trasladaron a pie al vaso de la presa; en Los Cavazos estuvo saturado también, hubo mucha gente, en lo que es la Villa tenemos el casco y tenemos una muestra artesanal de Hecho en Nuevo León y estuvo también abarrotada de paseantes", comentó Almaguer.

Ambiente familiar, alcohol y altas ventas

Por su parte, los miles de paseantes que acudieron a la orilla de la Presa de la Boca tuvieron buen ambiente, ya que convivieron algunos en familia o en grupos de amigos y aunque muchos consumieron alcohol, la situación no se salió de control.

"Estamos muy bien, chido aquí con toda la banda, llegamos como a las tres de la tarde y estamos familia y sobrinos", dijo Renato González, del municipio de Monterrey, quien acudió de paseo.

"Qué Cancún, ¿para qué quiero Cancún? Si aquí tengo a la Presa de la Boca, digo, hay mucha gente y estamos conviviendo sabrosamente, pues para qué quiero Cancún, mejor me quedo aquí en Monterrey, soy regio. La verdad sí mejor que Cancún", comentó Rimski Salas Saldaña.

Por su parte, Francisco Santos, integrante de un grupo musical denominado "La Tuba Regia", que acudió a tocar entre los paseantes de la presa, comentó que les fue muy bien, ya que obtuvieron ingresos de hasta diez mil pesos diarios en estos días.

RICARDO ALANÍS