13 de noviembre de 2013 / 12:03 a.m.

"Sí, parece una misión imposible, pero creo que todos los jugadores tienen su oportunidad, hay que levantar la cara y cruzar los dedos, el reto está enfrente y hay que tomarlo, somos realistas y es difícil, pero hay que disputarlo. Esperemos regresar a Wellington con un buen resultado", dijo.

Comentó que mas allá de que todavía tendrán 90 minutos en su casa, su objetivo es salir con el triunfo de la cancha del Eestadio Azteca, un lugar que reconoció siempre es difícil para cualquier escuadra.

"El mejor resultado que hay en este juego es la victoria, ¿no? Así que eso es lo que siempre se busca. Creo que cualquier equipo del mundo, incluso el mejor del mundo, tendría problemas al llegar aquí por el ambiente, la gente y todo lo que es estar en el Azteca".

Manifestó que el Coloso de Santa Ursula es "es un estadio fantástico, vi el juego contra Panamá aquí y es ambiente eléctrico, esperemos sacar un buen resultado de aquí".

"Sabemos que va a ser un partido complicado, que en muchos lapsos del partido no tendremos el balón, pero hemos trabajado en ello y buscaremos aprovechar nuestras oportunidades", apuntó.

Hernert descartó que el largo viaje que hicieron para llegar a México y el que realizarán para regresar a su país, tenga efecto negativo en ellos.

"Wellington será un lugar muy complicado para México, viajar mucho no es un problema para nosotros porque lo hacemos mucho", acotó.

Finalmente, explicó que mas allá de la lesión de su capitán Winston Reid, tiene plantel completo, "estamos sanos y todo están disponibles para jugar".

El cuadro neozelandés reconoció la cancha del Estadio Azteca para así cerrar su preparación con miras a duelo de "ida" del repechaje ante México, este miércoles a las 14:30 horas.