Agencias
19 de junio de 2013 / 03:44 p.m.

La violencia de género sacude también a las celebridades musicales. Al igual que le sucedió hace cuatro años a Rihanna, la cantante rumana Alexandra Stan -conocida por éxitos como 'Mr. Saxobeat', 'All My People' o 'Get Back'- ha sido agredida por su novio y agente, Marcel Prodan. Al parecer, todo empezó este sábado por la noche por una fuerte discusión entre ambos, cuando la artista, de 24 años, le pidió el dinero que había ganado por varios conciertos.

La joven, que en un primer momento se negó a contar la verdad y dijo a través de Twitter que había tenido ""un accidente"", finalmente terminó reconociendo la agresión ante los medios de comunicación de su país. Lo ha hecho desde el hospital donde se recupera de las heridas. Ante las cámaras de televisión, ha hablado con el rostro desfigurado tras la brutal paliza que le propinó.

Dos días de palizas

""Me golpeó hasta que me desmayé. Me desperté a las dos horas. Me golpeó el único riñón que me queda"". El joven huyó y cuando Alexandra recobró la consciencia salió a la calle, donde una patrulla de la policía al verla en ese estado la acompañó al hospital.

La primera pelea tuvo lugar el viernes, cuando Alexandra fue a la casa de su novio. Discutieron una vez más por el dinero. ""Desde hace tres años no sé lo que gano"", reconocía ante los micrófonos. ""No me ha dado el dinero del año pasado (...) En seis meses no he recibido nada y sé que se han hecho todo tipo de inversiones"", afirma.

""Me agarró del cuello y me rompió la cadena. Después, me fui y me calmé"". El calvario, relata Stan, continuó al día siguiente. ""El sábado me fui al estudio a ensayar. Allí me empezó a insultar. Traté de calmarme pero me continuó insultando"". Fue entonces cuando comenzó a golpearle sin control, dejándola inconsciente.

Aunque está satisfecha de haber denunciado su caso públicamente, la cantante afirma estar atemorizada. ""Tengo miedo de hablar. Me temo que la próxima vez me pueda pasar algo peor"". Alexandra recuerda que él decía que ella era "su esclava" y que ya ha empezado a trabajar con sus abogados para iniciar acciones civiles y penales contra el que hasta ahora era su pareja y su agente.