REDACCIÓN
24 de mayo de 2013 / 11:19 p.m.

Santa Catarina.- • Argumentando que no "la armaba", un taxista y su supuesta cómplice fueron detenidos por efectivos de la policía de Santa Catarina en posesión de un auto estéreo y una batería para auto, la cual aparentemente robaron durante el día de alguno de los vehículos estacionados en la localidad.

Rodolfo de Jesús Hernández, de 27 años de edad y Samantha de Jesús Sifuentes Martínez de 29 años fueron detenidos mientras escuchaban música en el interior de un taxi, que aparentemente operaba él.

Esto luego de que propietarios de otros vehículos argumentaran que una pareja se dedicaba a desmantelar autos que se encontraban estacionados a las afueras de una plaza comercial en el referido municipio.

Los uniformados municipales acudieron al cruce de las calles Manuel Ordoñez y avenida Cordilleras, de la colonia Puerta del Sol, donde se ubica una base de taxis.

Durante la revisión, a los implicados se les encontró en el interior del vehículo un auto estéreo, así como una batería para auto.

De inmediato, el taxista afirmó a los efectivos que Samantha Sifuentes no tenía relación con los hechos, asegurando que ella se encontraba en la basa de ecotaxis y que después la invitó a escuchar música en el vehículo de alquiler, sin saber lo que este sujeto escondía.

"No, ella estaba parada en la base de taxis, llegué y la saludé, y luego ya nos subimos al taxi mío a escuchar canciones, se acababa de sentar conmigo en el carro cuando llegaron los policías por mí: pero ella no sabía ni porqué, no sabía nada de lo que yo había hecho, es compañera de la base de taxis", dijo.

Por su parte, la supuesta cómplice y también conductora de ecotaxis, secundo la declaración de Rodolfo de Jesús, asegurando que desconocía porque los habían detenido los elementos policiacos.

"No pues yo no tengo nada que ver, no sé, nada más porque me acerqué a saludarlo y estaba en ese momento con él me detuvieron; estábamos en la base ahí donde trabajamos, somos muchos, hay cuarenta y tantos carros, no sé quiénes se dediquen a qué", afirmó Sifuentes.

Al cuestionarle el porqué de los hechos, el taxista indicó que el ingreso que recaudaba con la operación de taxi era muy poca, y que la necesidad lo llevó a realizar tales hechos delictivos.

"Robé un estéreo de un carro que estaba estacionado en una calle, tenía media abierta la puerta y se me hizo fácil abrirlo.

"Iba a vender el estéreo, necesitaba dinero para mi familia, para mis niños, tengo dos, uno de 7 y de 4 años; no la había armado y se me hizo fácil hacer eso", dijo el ladrón.

La pareja fue trasladada a la Secretaría de Seguridad Pública de Santa Catarina, donde fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público en turno, con el fin de ampliar las indagatorias y deslindar responsabilidades.