19 de junio de 2013 / 12:36 a.m.

 Los Ángeles • Una chef que trabajaba para Michael Jackson describió la vida íntima de los hijos del cantante en los últimos meses de vida del astro, incluyendo lo que según ella fue la última fiesta de cumpleaños de Paris Jackson.

Kai Chase dijo al jurado en una audiencia del caso presentado por la madre de Jackson contra la promotora de conciertos AEG Live LLC que Jackson era un padre dedicado que solía jugar con sus hijos.

También describió una fiesta de cumpleaños en abril para la hija de Jackson para la cual el astro contrató un circo privado. El espectáculo, al estilo Cirque du Soleil, tenía hombres en sancos y una mujer en un globo gigante, dijo Chase.

Paris Jackson, quien iba a cumplir 11 años, adoraba a su padre y Chase ayudó a decorar una habitación llena de afiches y fotografías del intérprete de "Thriller". La música del cantante animó la fiesta.

Chase, quien sigue trabajando para la madre de Jackson y sus nietos, dijo que esa fue la última fiesta de cumpleaños que ha tenido Paris.

"Paris no ha tenido un cumpleaños desde entonces", dijo Chase. "No ha querido celebrar".

Michael Jackson protegía vehementemente la privacidad de sus hijos cuando estaba vivo y solía cubrir sus rostros con máscaras cuando estaban en público.

Chase, quien testificó en el juicio por homicidio involuntario contra el médico Conrad Murray por la muerte de Jackson, describió al jurado su rutina en la mansión rentada de Jackson en los meses antes de su muerte.

Dijo que el cantante no permitía que sus hijos comieran dulces y se aseguraba que fueran a dormir temprano para que pudieran estar alerta cuando llegaban sus tutores a darles clases. Chase dijo que Jackson solía hacer bromas y comía con sus hijos contándoles chistes e historias.

Paris Jackson solía escribir notas para su padre en un pizarrón en la cocina, que Chase usaba para escribir el menú del día. Uno de sus mensajes, que fue mostrado al jurado, decía "te amo papi" y "sonreír es gratis".

Chase describió los fuertes lazos que unían a Jackson con sus hijos, y dijo que los pequeños corrían hacia su padre cuando él entraba en una habitación. "Se paraban como rayo", dijo y abrazaban sus piernas y tobillos.

El juicio emprendido por Katherine Jackson contempla a los hijos del cantante Prince, Paris y Blanket, como demandantes y afirma que AEG Live no investigó adecuadamente a Murray, sentenciado por proporcionar al cantante la dosis fatal del anestésico propofol en junio de 2009 que le costó la vida.

AEG niega haber contratado al doctor o haber obligado al cantante a ensayar para su serie de conciertos "This Is It".

El jurado determinará si AEG Live es responsable de la muerte de Jackson y tendrá que señalar si se pagará una compensación a su madre e hijos.

 — LOS ÁNGELES