20 de marzo de 2013 / 12:24 a.m.

Guerrero • Este miércoles, los dos sindicatos de la Universidad Autónoma de Guerrero dejarán sin clase a más de 63 mil estudiantes, mientras que la rectoría calificó dicha decisión como irresponsable, ya que aseguró tener disposición para negociar las demandas.

Brenda Alcaraz González, secretaria general del Comité Ejecutivo Central del Sindicato de Trabajadores Técnicos, Administrativos y de Intendencia al Servicio de la Universidad Autónoma de Guerrero, confirmó que a las 07:00 de la mañana comenzará un paro laboral en las siete regiones de la entidad.

Dijo que todo el personal administrativo y de intendencia iniciará un paro que terminará a las 19:00 horas del mismo día, como una forma de sensibilizar a la comisión negociadora nombrada por el rector Alberto Salgado Rodríguez.

Indicó que a pesar de que en el discurso el jefe de la administración central ha manifestado disposición para resolver los planteamientos del sindicato, en los hechos la actitud es negativa porque no da respuestas concretas, de ahí que se tengan que adoptar medidas como la del paro.

Al movimiento se sumó el Sindicato de Trabajadores Académicos que dirige Miguel Cuauhtémoc Girón Serna, que también tiene pendiente la solución a un pliego petitorio entregado a una comisión negociadora de rectoría.

Entre las dos organizaciones gremiales hay por lo menos cinco mil trabajadores en 38 unidades académicas de nivel medio superior, así como una veintena de nivel superior y postgrados.

En ellas hay 63 mil estudiantes debidamente matriculados que no tendrán clase, situación que fue calificada como irresponsable por el rector Alberto Salgado Rodríguez.

"El paro es producto del último Consejo General de Huelga del STTAISUAG. Se van a cerrar bibliotecas, direcciones, laboratorios, centros de cómputo y todos los espacios en donde haya personal del sindicato. Esto es con base a los emplazamientos a huelga depositados ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje".

Es ilegal: Rectoría

El rector Salgado Rodríguez habló sobre el movimiento de este día y señaló: "Para nosotros es ilegal y también poco congruente con lo que hacemos, porque hemos dado muestras de civilidad política".

Dijo que en el caso del Sindicato de Trabajadores Académicos, ya dio a conocer la convocatoria de recategorizaciones por la vía no escolarizada y se está a punto de dar resultados. También dijo que ya entregó una lista de 25 casos resueltos y por lo tanto, no hay elementos para entrar en un proceso de confrontación.

En el caso del STTAISUAG, destacó que a pesar de enfrentar un emplazamiento a huelga, recientemente apoyó económicamente a la dirigente del Comité Central para que pudiera costear el festejo de aniversarios, por lo que debería mantener una actitud más flexible.

Agregó: "Entiendo que los sindicatos siguen un formato ya viejo. Pretenden presionar a la autoridad para llevarla a concesiones, más allá de las restricciones financieras que podemos".

Sostuvo que cada paro le cuesta a la UAG alrededor de un millón de pesos, ya que se pierden clases y se detienen las actividades administrativas.

"Me da la impresión que el sindicato está en la postura de llevar el problema más allá del término de mi periodo. Yo lo quiero resolver antes, pero el dirigente parece que se quiere esperar hasta la nueva administración, que se instalará el 6 de abril", denunció.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN