SANDRA GONZÁLEZ
4 de mayo de 2013 / 08:26 p.m.

Apodaca • Su fé es más fuerte que su cuerpo y el amor de sus madres, el impulso más importante.

Son 230 niños los que acuden al Centro de Rehabilitación Integral o a las siete Unidades Básicas de Rehabilitación de Apodaca quienes participaron en la paralimpiada municipal 2013.

Fernando Estévez se preparó como todo un atleta... él nació con un absceso en la columna y la operación para extraerlo le perjudicó las piernas. Ocho años de rehabilitación le han dado esperanzas de caminar.

Las madres de familia tienen que multiplicarse para cumplir con sus funciones sin descuidar la rehabilitación de sus hijos.

Entre las competencias de esta olimpiada como rodado, gateo, carreras con andador o sillas de ruedas y lanzamiento de pelota requieren del mayor esfuerzo de los niños y sus familias pues dar un paso firme a pesar de sus discapacidades es un gran reto.

En Nuevo León hay más de 147 mil discapacitados, el 8% en el municipio de Apodaca que atiende a 770 personas en sus unidades.