6 de mayo de 2013 / 09:08 p.m.

Monterrey.- • Luis Santos de la Garza, veterano militante del Partido Acción Nacional, advirtió que la disputa del poder en la configuración del consejo político de ese partido es muy lamentable y dijo que "tenemos un partido en crisis".

La calificó de una lucha intensiva en la que hay intereses personales de quienes están al frente de los grupos y ya no se habla de doctrina, tampoco de bien común, como en el pasado.

"Para mí, entre que me marginaron y por edad no me toca intervenir como antes, considero que lo que el PRI por muchos decenios quiso hacer sin lograr afectar ni desacreditar al PAN, pues los propios miembros del partido lo están haciendo".

Santos de la Garza, reconoció que definitivamente esto afecta mucho a su partido al que lo mantiene en crisis.

"Estos escenarios, estoy enterado, con distintos tintes se está dando en el país, y colocó al PAN en perjuicio de la sociedad, porque ese partido para la comunidad era una oportunidad de limpiar la vida pública de México y ahora lo tenemos dentro", sostuvo.

Agregó que los ciudadanos, lamentablemente, están siendo víctimas de todos los partidos políticos, ahora incluyendo al PAN, que se manejan con intereses personales.

"Antes era una opción luchar por el interés comunitario, por el bien común y ahora se antepone el bien propio, ése es mi análisis de este lamentable situación que se padece", apuntó.

Dijo Luis Santos de la Garza que era bueno para la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, lograr más espacios en el Consejo Político panista.

"Pero, la ambición de un alcalde panista no es apoderarse o tener participación fuerte dentro del Partido, deben anteponer a esos intereses que su misión, preocupación y tarea es mejorar las administraciones de los municipios que presiden", sostuvo.

Quien fue senador, diputado y regidor del PAN, recordó que antaño los alcaldes panistas que fueron muchos, a diferencia de los actuales, nunca ambicionaron controlar al Partido.

"Es muy lamentable este afán reciente en el sentido de controlar al partido apoyándose en la fuerza que da una alcaldía, es novedoso pero pernicioso", indicó.

Santos de la Garza reconoció que los que controlan al partido, lo están llevando por un rumbo no sólo contrario, sino contradictorio con los fines que llevaron a los fundadores del partido a crearlo.

"Sin embargo, tenemos la esperanza de que esto algún día y no me tocará verlo, que cambie al retomarse el rumbo", precisó.

En su opinión, los administradores en el ámbito nacional y estatal que son los que tienen el control, pues a su juicio lo están manejando el bien propio, olvidándose del objetivo que es el bien común.

"Tengo la esperanza que algunos de los alcaldes panistas actúen conforme a la doctrina y principios de Acción Nacional", recalcó.

Reconoció que la mayor parte de las administraciones anteriores en Monterrey perdieron el rumbo y afectaron con su actuación al PAN.

"Todo eso fue que por encima del bien comunitario, predominaba el interés personal con sentido económico y patrimonial de la mayor parte de los que fueron alcaldes y eso se fue acumulando, porque ubicaron al PAN en una especie del Partido del Trabajo o Partido Verde", concluyó.

VÍCTOR SALVADOR CANALES