18 de febrero de 2013 / 08:16 p.m.

 El magisterio disidente de Guerrero decidió estallar para el 25 de febrero un paro laboral indefinido que estaba programado hasta el mes de abril.

Aunque el acuerdo se estableció el sábado 16 de febrero, los maestros decidieron dar a conocer la información hasta la mañana del lunes 18, destacando el hecho de que se trabajó de manera conjunta con la fracción institucional de la sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Es parte de la lucha contra las reformas laboral y educativa impulsadas por el gobierno federal, las cuales señalan, lesionan de manera importante las prestaciones de los trabajadores y ponen en riesgo la prevalencia de sus plazas.

En Guerrero hay casi diez mil escuelas y más un millón de alumnos cursan su instrucción básica en ellas, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) a través de su dirigente, Gonzalo Juárez Ocampo asegura que la mayoría se van a sumar al movimiento.

 — ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN