12 de julio de 2013 / 12:06 p.m.

Montemorelos • Un tremendo susto se llevaron más de 40 pasajeros que viajaban en un autobús que salió de Veracruz, pues en una curva muy peligrosa el conductor perdió el control y la unidad se salió de la carretera, en el municipio de Montemorelos.

El accidente estuvo a punto de convertirse en una tragedia, pero el chofer aplicó sus habilidades y controló el vehículo de pasajeros, el cual quedó ladeado y varado afuera de la carpeta asfáltica, donde se atascó en la tierra.

Los hechos sucedieron por la carretera Nacional, en el tramo de Montemorelos a Allende, en los carriles de sur a norte, en el punto denominado por los montemorelenses como la Cuesta de Garrapatas.

Se supo que cuando el chofer bajaba por la citada cuesta, la cual es considerada muy peligrosa, el autobús derrapó, pero pudo controlar la unidad y evitó que se volcara de manera aparatosa.

El vehículo de pasajeros estuvo a punto de precipitarse por un voladero de más de 20 metros de profundidad, lo cual hubiese sido otra historia que probablemente habría terminando en una gran tragedia.

La unidad quedó atorada en una cuneta ubicada en la orilla de la carretera y recargada en las orillas de la loma localizada en el sitio.

El vehículo de pasajero llevaba la circulación de sur a norte, es decir viajaba por los carriles de Montemorelos a Monterrey.

Los pasajeros de la unidad, todos ellos veracruzanos, dijeron haber sufrido un terrible susto cuando sintieron cuando el autobús derrapó.

Dijeron que afortunadamente el chofer pudo controlar el camión por lo que todos resultaron ilesos.

Después de que se recuperaron del tremendo susto, los veracruzanos comentaron que se dirigían a Monterrey, donde pasearían para conocer la ciudad y sus atractivos turísticos.

Por su parte, un grupo de elementos de la Policía Federal Preventiva (División Caminos) se encargaron de las labores de vigilancia y control de la circulación en el área del percance para evitar que ocurriera otro accidente.

BRÍGIDO AGUILAR