4 de febrero de 2013 / 06:41 p.m.

El doblete que Lucas Lobos clavó el sábado para el empate 2-2 contra Xolos de Tijuana, puso al capitán de los Tigres a sólo cuatro goles de alcanzar a Gerónimo Barbadillo como el tercer mejor romperredes en la historia de la organización.

Actualmente, Lobos suma 56 dianas y está a solamente cuatro de igualar la marca del Patrulla, quien dejó la marca de 60 goles durante el tiempo que defendió los colores azul y oro.

Los grandes romperredes de Tigres son Tomás Boy, quien anotó 98 tantos para ser el líder histórico en ese departamento, seguido de otro ídolo de la afición auriazul como es Walter Gaitán con 71.

En 170 juegos jugados como felino, el capitán ya ha dejado atrás a otros goleadores del equipo, como fue en su momento como los casos de Néstor Silvera, quien metió 47.

También rebasó a Claudio Núñez y Alfredo Jiménez, quienes conquistaron 40 pepinos cada uno y posicionarse del cuarto lugar en ese rubro.

El mejor torneo goleador de Lobos acontenció en el Clausura 2012 con 10 anotaciones, mientras que la producción más baja se registró en la campaña de su debut en el Clausura 2008 con apenas dos dianas.

Y aunque el argentino arribó a Tigres con las credenciales de orquestador y pasador, Lobos ha sabido sacarle provecho a su talento y le ha agregado a su magia muchos goles que ahora lo tienen en el top five de los máximos artilleros de la institución.

Hasta el momento son 30 asistencias por los 56 goles con los que cuenta el capitán, y mucho ha tenido que ver que desde que llegó Ricardo Ferretti al timón, el Tuca lo ha colocado como delantero.

De cara al duelo del próximo domingo contra Toluca, Lobos casi no ha podido mostrar su metralla contra los Diablos, ya que en sólo dos ocasiones le ha marcado desde que está en México.

Pero con el doblete ante los Xolos, el sudamericano llegó a cuatro ocasiones que le aplica la misma dosis a su rival, pues antes clavó esa cantidad al América, Monterrey y Pumas, en ese orden.

Para fortuna individual, Lobos sumó su tercer gol del torneo, el primero lo convirtió en la jornada 2 contra Atlante, luego de que previo al duelo ante el cuadro de Antonio Mohamed declarara que no atravesaba por un buen momento futbolístico.

Raúl Villarreal | Foto: Edgar Montelongo